eldiario.es

Menú

El Gabinete Literario se transforma en un misterioso orfanato para Uma Thurman

El club literario ha sido en los últimos años protagonista en las películas 'Palmeras en la nieve', 'Aliados' o en 'Como reinas'

- PUBLICIDAD -
Rodaje de 'Down a dark hall'

Rodaje de 'Down a dark hall' Alejandro Ramos

Elegante casino de Guinea en Palmeras en la nieve, bullicioso club de Casablanca en Aliados y testigo de las andanzas del reparto de Como reinas, el Gabinete Literario de Las Palmas de Gran Canaria se transforma estos días en un inquietante orfanato para chicas regido por Uma Thurman.

El director gallego Rodrigo Cortés rueda durante dos semanas en Las Palmas de Gran Canaria su cuarto largometraje, Down a dark hall, una historia de ambiente gótico basada en la novela homónima de Lois Duncan (1974), autora de otras historias de terror llevadas con éxito al cine, como Sé lo que hicisteis el último verano.

Completado el rodaje en estudio en Barcelona, Cortés se ha encerrado en el Gabinete Literario con un elenco mayoritariamente femenino que encabezan una estrella ya consagrada, como Uma Thurman ( Kill Bill, Pulp Fiction), y un ramillete de jóvenes talentos, como Anna Sophia Robb ( Un puente hacia Terabithia, Charlie y la fábrica de chocolate), Isabelle Furhman ( Orfanato, Los juegos del hambre), Rosie Day, Kirsty Mitchell o Taylot Russell.

Down a dark hall narra la historia de Katherine Gordy (AnnaShophia Robb), una estudiante que ingresa en la prestigiosa Blackwood Boarding School, donde tiene que hacer frente a una serie de fenómenos sobrenaturales, así como a los poderes oscuros de la directora de la institución (Uma Thurman).

El enclave elegido para rodar la trama es una de las instituciones más representativas de la sociedad civil de Las Palmas de Gran Canaria, un club literario fundado hace 172 años.

En los tres últimos años, su sede, un bello edificio modernista, se ha colado en varias producciones cinematográficas españolas y estadounidenses y hace sólo unos meses acogió gran parte del trabajo que realizaron Brad Pitt y Marion Cotillard en Gran Canaria para Robert Zemeckis (su fachada y el hotel Madrid se convierten en la plaza que recibe al espía Max Vatan en la Casablanca de Aliados).

En este caso, todo el rodaje es interior, en salas que se han convertido en las aulas y el comedor de la misteriosa residencia Blackwood, según ha explicado este miércoles uno de los productores de la película, Adrián Guerra, de Nostromo Pictures, que esta vez ha arrastrado a su ciudad natal a Rodrigo Cortés, con quien colaboró en Enterrado, la película que lanzó en todo el mundo al cineasta.

"Rodar en casa siempre es un triunfo, porque toda la gente se vuelca con nosotros. Las autoridades y los vecinos nos hacen la vida fácil, es un placer trabajar con ellos", ha confesado Guerra a la prensa, al término de la visita que este miércoles han realizado al rodaje el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales, y el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (sin cámaras que revelaran nada del ambiente que ha construido el equipo de Rodrigo Cortés).

El productor grancanario sólo ha desvelado que dentro del Gabinete Literario se están filmando escenas de "un orfanato donde las chicas van a aprender arte". Este miércoles en concreto, Cortés estaba rodando un episodio en el comedor, con Thurman y sus pupilas.

Las actrices más jóvenes de la película pasean sin problemas con sus uniformes de colegialas por la plaza donde se encuentran el Gabinete Literario y el hotel Madrid (base del equipo de producción) e, incluso, han hecho sus pequeñas excursiones por la ciudad.

Más difícil de ver es Uma Thurman, que se hospeda en el sur y apenas sale fuera del rodaje, aunque los productores aseguran que ya ha tenido oportunidad de recorrer las dunas de Maspalomas y las calles de Vegueta, el casco histórico de Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha