eldiario.es

Menú

Turismo revisará la normativa que afecta al 'todo incluido'

EL GOBIERNO QUIERE ESCUCHAR A LOS EMPRESARIOS AFECTADOS POR ESTE SISTEMA

- PUBLICIDAD -

La Consejería de Turismo del Gobierno canario promoverá una revisión de la normativa que afecta al sistema hotelero del todo incluido en el marco de una actualización de la Ley de Turismo y escuchará las propuestas de los empresarios extrahoteleros para evitar que el modelo les perjudique.

Así lo aseguró hoy el titular de dicho departamento autonómico, Manuel Fajardo, tras reunirse con portavoces de sindicatos y patronales que consideran la fórmula turística del todo incluido "un problema para Canarias" y le reclamaron que actúe para impedir el "desastre" que su implantación en las islas supone para los empleados del sector y para negocios complementarios, como bares.

"Nosotros ya hemos tenido varias reuniones con las instituciones y las instituciones, hasta la fecha, no han actuado absolutamente nada, y tienen una normativa para ejecutarla si ellos quieren, que es la Ley de Turismo", afirmó a ese respecto tras el encuentro el portavoz de la Federación Canaria de Empresas del Ocio Fecao Antonio Martín.

"Las Directrices del Turismo lo dicen bien clarito, que, para el todo incluido, si ellos ejecutan la normativa, no hay ningún problema: simplemente, tienen que hacer inspecciones y exigir calidad, ni más ni menos", sentenció el representante de la patronal.

Este se entrevistó con Manuel Fajardo junto a portavoces del Frente Sindical Obrero Canario, de la Federación de Taxistas del Sur, de la Federación Empresarial Canaria de Ocio y Restaurantes, de Comisiones Obreras y de la Unión General de Trabajadores, así como de colectivos de pymes y de la formación política Unidad del Pueblo, todos aunados en su lucha "contra el todo incluido".

Un modelo de venta de paquetes turísticos frente al cual pidieron a la Consejería del sector "abordar la necesaria regulación" que evite que su presencia se generalice en las islas.

Y es que, según argumentan en un texto que distribuyeron con motivo de la reunión, ése es un modelo que "se implanta en destinos en los que el nivel de vida y de desarrollo de los residentes es muy inferior al de los turistas, lo que suele conllevar problemas de inseguridad, fundamentalmente", pero que en otros sitios de vacaciones ha tenido "un papel distorsionador de la economía".

En especial, ha abocado al cierre a los establecimientos extrahoteleros, destacan.

Confirma esa tesis -según recalca el texto- "un informe del Parlamento Europeo de fecha 8 de septiembre de 2005 que considera que el impacto del todo incluido es negativo".

Sus detractores añaden que, pese a ello, "desde hace unos años, el sistema del todo incluido se ha introducido sin ningún tipo de limitación en Canarias", donde "la única razón de ser es la extremada importancia que el precio tiene para ser competitivo en sol y playa".

Algo que -prosigue- "para las empresas de ocio extrahoteleras es un gran problema, que afecta a la creación de empleo y a la consolidación de los puestos de trabajo del sector", en la medida en que aquellas "reducen sus ventas y, por tanto, muchas cafeterías, restaurantes y otros están cerrando y cerrarán".

Frente a sus críticas y su demanda de frenar la expansión del modelo mediante la aplicación de la Ley de Turismo vigente, Manuel Fajardo recalcó que ésa "era una gran ley pero es del año 1995", por lo que ha quedado desfasada y el Gobierno, como ya había anunciado, pretende modificarla para actualizarla.

"Ahora estamos en el 2006, con el doble de camas, el doble de turistas y el doble de problemas, si cabe, y para eso hay que dar una respuesta, que es a través de una nueva herramienta, que es actualizar la Ley de Turismo", declaró.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha