eldiario.es

Menú

Todo a punto para dar luz verde a las cuentas públicas más austeras

PREVISTA UNA SUBIDA DE IMPUESTOS DE 15.000 MILLONES

El Gobierno suprime los 400 euros, sube el IVA, las rentas de capital y las plusvalías, mientras que el límite del gasto cae un 4,5%.

- PUBLICIDAD -

El Gobierno aprobará este sabado en la reunión del Consejo de Ministros el anteproyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2010, los segundos de esta legislatura, marcada por la recesión económica, que obligará al Ejecutivo a presentar sus cuentas públicas más austeras desde que ocupa el poder y una subida de impuestos de 15.000 millones de euros para hacer frente al desplome de los ingresos.

Se trata de las segundas cuentas públicas del Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero elaboradas en un contexto de fuerte crisis económica y las primeras creadas en un escenario de recesión, en el que la economía cae un 4,2% en tasa interanual, la tasa de paro sigue aumentando y las cuentas públicas se deterioran mes a mes.

El Gobierno aprobará también su primera subida de impuestos desde que llegara al poder, con el objetivo de recaudar 15.000 millones adicionales para hacer frente al derrumbe de la recaudación y al aumento del gasto en prestaciones por desempleo provocado por la crisis económica y el repunte del paro.

A pesar de que no ha detallado aún los cambios de la reforma fiscal, sí ha confirmado que previsiblemente suprimirá la deducción de 400 euros en el IRPF, elevará la tributación de las rentas de capital y las plusvalías y subirá el Impuesto al Valor Añadido, aunque no los tipos hiperreducidos.

Según el Ejecutivo, a pesar de ser una decisión impopular, los ciudadanos estarán dispuestos a hacer un esfuerzo que el Gobierno considera solidario en un momento en el que es necesario incrementar la recaudación para poder hacer frente a la crisis y retomar una senda de crecimiento sostenido.

Bajo este escenario, Elena Salgado presentará las primeras cifras presupuestarias que elabora como vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, unas cuentas que estarán marcadas por la merma de ingresos derivada del menor consumo y del recorte de los beneficios empresariales, así como por el aumento del gasto en partidas como la prestación por desempleo.

Las cuentas que aprueba el Gobierno contemplan un límite de gasto no financiero del Estado de 182.439 millones de euros, lo que representa una caída del 4,5% sobre la estimación del presupuesto liquidado correspondiente al año 2009, pero supone un incremento del casi 15% sobre el techo de gasto aprobado inicialmente para este año (160.158 millones de euros).

Los ingresos, en términos de Contabilidad Nacional, se situarán en 121.360 millones de euros. De esta forma, el gasto en Contabilidad Nacional ascenderá a 181.624 millones de euros, a los que habrá que sumar 815 millones de ajustes de contabilidad, lo que dará lugar al límite de gasto no financiero de 182.439 millones de euros.

Como consecuencia de estas cifras, el Estado ha presupuestado, por segunda vez en ocho años, unas cuentas públicas con déficit que supondrán un saldo negativo para la Administración Central del 5,7% del PIB (60.264 millones de euros) en 2010. Además, el Estado cerrará 2011 con un déficit del 3,5%, que se reducirá al 2% en 2012. Para este año, el Gobierno prevé un déficit del Estado del 8,1%.

La Seguridad Social se mantiene en positivo

En cuanto a la Seguridad Social, se estima un saldo positivo del 0,2% en 2010, del 0,3% en 2011 y del 0,5% en 2012. Por su parte, las comunidades autónomas registrarán un déficit del 2,5% en 2010, del 1,7% en 2011 y del 1,3% en 2012, y las corporaciones locales tendrán un déficit del 0,4% en 2010, del 0,3% en 2011 y del 0,2% en 2012.

De esta forma, el conjunto de las administraciones públicas (Estado, Seguridad Social, comunidades y ayuntamientos) tendrán un déficit del 8,4% del PIB en 2010, del 5,2% en 2011 y del 3% en 2012. Este año, el déficit repuntará, en cambio, hasta el 9,5% del PIB.

A pesar de los números rojos, el Gobierno ha garantizado que los Presupuestos de 2010 mantendrán el esfuerzo realizado durante los últimos años en gasto social y, en la medida de lo posible, en infraestructuras.

Tramitación parlamentaria

Una vez aprobado el anteproyecto de Ley de los Presupuestos, el texto será remitido el miércoles al Congreso de los Diputados, donde deberá pasar el trámite en Comisión y Pleno. Antes, decenas de altos cargos de la Administración comparecerán en la Cámara Baja para explicar las diversas partidas presupuestarias.

El proyecto enmendado en el Congreso se remitirá posteriormente al Senado, donde el proceso es similar, con debates en Comisión y Pleno. El texto resultante, con nuevas enmiendas si es el caso, será de nuevo enviado al Congreso donde el paquete presupuestario será ya definitivamente aprobado a finales del mes de diciembre.

De momento, el Gobierno no se ha asegurado aún la aprobación de las segundas cuentas públicas de la legislatura, aunque parece que ha encontrado cierto acercamiento de posturas con el PNV. Por su parte, CiU ha adelantado ya ques seguramente presentará una enmienda a la totalidad del texto motivada por la subida de impuestos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha