eldiario.es

Menú

Los sindicatos señalan los problemas derivados de la nueva Ley de Comercio

PROLIFERARÁN GRANDES SUPERFICIES Y DESPARECERAN PYMES

- PUBLICIDAD -

Los sindicatos más representativos en el sector del comercio en Canarias (USO-Canarias, CCOO y UGT) creen que el Gobierno canario pretende aplicar "literalmente" la directiva Bolkestein poniendo "barra libre" al mercado y afectando en consecuencia a los pequeños y medianos comercios, así como a los puestos de trabajo que generan.

Así lo afirmó José Ramón Rodríguez, quien recordó que la aplicación literal de la directiva supondría facilitar "sin límite alguno" la instalación de nuevas grandes superficies como tiendas de descuento duro y saldo permanente, lo que a su juicio "alterará el equilibrio" entre este tipo de empresas y las pymes.

Según Rodríguez, con la actual Ley de Comercio de Canarias las grandes superficies han ganado diez puntos de cuota de mercado en los últimos cinco años, algo que cree aumentará con la citada directiva, ya que la propagación de estas instalaciones les permitirá tener una posición de dominio en el mercado y por tanto capacidad de fijar precios tanto para los consumidores como para los productores proveedores locales. En este sentido, considera que la proliferación de estas superficies conlleva una "descapitalización" de las zonas en las que se encuentran.

En cuanto al empleo, Rodríguez piensa que se permite que se propague en Canarias un tipo de empleo (el de las grandes superficies) que "se caracteriza por la precariedad, la temporalidad y las dificultades para conciliar la vida familiar y laboral". Algo que además sea agravará con la directiva ya que "la posibilidad de abrir los comercios todos los domingos y festivos, suprimir los límites de los horarios de apertura y cierre de los comercios, supone una agresión al derecho descanso semanal".

"Esto es más grave aún si tenemos en cuenta que el sector está fuertemente feminizado, el porcentaje de mano de obra femenino es notablemente superior al masculino, por lo que la conciliación de la maternidad y el cuidado de los hijos con la vida laboral se vería gravemente alterada", dijo.

Alternativa

Aunque no han recibido el texto en el que se desarrolla la aplicación de la directiva por parte del Gobierno regional, estos sindicatos aseguran que "fuentes solventes" apuntan a que la intención es aplicarla "literalmente" sin contar con las excepciones que permite la ley para proteger tanto al medio ambiente como a la competencia.

De este modo, exigen al Gobierno que la reforma de la Ley del Comercio actual si es inevitable, contemple las necesidades de todas las partes implicadas. Así, consideran que se debe tener en cuenta en la adaptación de la ley a la directiva el número de metros cuadrados de superficies instalados y también la población y la geografía, que al parecer están contemplados en el artículo 15 de la norma europea.

Además, la propia directiva contempla también la protección del Medio Ambiente como vía para poner límites a su aplicación, algo que los sindicatos creen que el Gobierno de Paulino Rivero debe tener en cuenta no sólo para proteger el territorio sino también para cuidar el equilibrio de la competencia.

Ampliación de horarios

Por su parte, Irene Franqui comentó que dos superficies en Tenerife ampliarán a partir del día 28 de este mes los horarios en una hora así como la apertura todos los domingos, algo que considera "modifica sustancialmente el trabajo" de los empleados. Se quejó además de que, si bien las empresas alegan que el trabajo dominical es voluntario, esta voluntariedad "debe certificarse por escrito para saber quién la acepta y quien no".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha