eldiario.es

Menú

El Parlamento europeo vigilará de cerca los sondeos

Ante las cuatro peticiones presentadas por ciudadanos de las Islas Canarias sobre los daños al medio ambiente de las prospecciones.

Juan Fernando López Aguilar (PSOE) recuerda que un accidente supondría "consecuencias irreparables" para el Archipiélago.

Gabriel Mato (PP) asegura que no apoya las quejas y niega que el proceso liderado por Industria haya sido poco transparente.

- PUBLICIDAD -
Protestas en Las Palmas de Gran Canaria contra los sondeos de Repsol.

Protestas en Las Palmas de Gran Canaria contra los sondeos de Repsol.

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo (PE) decidió este martes seguir de cerca los trabajos de prospección petrolera que se planean llevar a cabo en Lanzarote y Fuerteventura para asegurarse que se respetan las garantías y procedimientos de la legislación medioambiental europea.

Los eurodiputados han debatido las cuatro peticiones presentadas por ciudadanos de las Islas Canarias sobre los daños al medio ambiente de las prospecciones con los eurodiputados y algunos representantes de la Comisión Europea.

Los peticionarios que defendieron hoy sus quejas en la Eurocámara alegan que esas actividades no se han autorizado siguiendo la legislación europea de medio ambiente Hábitat, ni tampoco las directivas de impacto ambiental.

Pedro Hernández, uno de los peticionarios, denunció que "las autorizaciones del Gobierno español al proyecto se están llevando a cabo sin que puedan conocer los detalles los ciudadanos y además sin respetar la normativa europea de impacto ambiental".

Hernández también lamentó que la Comisión Europea, a la que dijo que llevan "2 años implorando ayuda" no esté atendiendo a sus quejas y "aunque conozca el caso, mire hacia otro lado".

Domingo Montañez, por su parte, advirtió del "peligro potencial de desabastecimiento" de agua potable en las islas en caso de accidente de las exploraciones petrolíferas y dado que la mayoría de agua de boca en el archipiélago provenga de desaladoras.

Un representante de la CE que señaló que el Ejecutivo "está al corriente de las numerosas quejas que existen" sobre los proyectos y que han iniciado una investigación "aunque siempre dentro del ámbito de las competencias de la Comisión".

"Es preciso señalar que la competencia para decidir sobre exploraciones corresponde exclusivamente a autoridades de Estados miembros", apuntó.

En el debate, el eurodiputado Juan Fernando López Aguilar (PSOE) señaló que dado que las consecuencias de una mala gestión de los trabajos traerían "consecuencias irreparables" y que "ha quedado claro que existe riesgo cierto y no hay garantía de una evaluación definitiva" de los riesgos, lo más adecuado es "mantener viva la petición en esta Eurocámara".

Su compañero de partido, Vicente Garcés, fue más allá y pidió a la CE "que siga pidiendo información sobre los estudios de impacto ambiental e insista todo lo necesario" en este caso.

El europarlamentario Raul Romeva (ICV), por su parte, señaló la importancia de "prevenir" a la hora de evitar impactos contra el medio ambiente con "consecuencias irreparables" y recordó como ejemplo de falta de previsión y buen proceder el proyecto de gas Castor.

Willy Meyer (IU) dijo que no entiende "la actitud que ha mantenido la CE en este caso" y le pidió una actitud más comprometida con las quejas que ha recibido tanto de los ciudadanos como del propio Gobierno regional canario.

Por contra, Gabriel Mato (PP), tras mostrar su respeto a los peticionarios, dijo "no poder apoyar las quejas no estoy conforme con que la información pública sobre el proyecto se haya llevado a cabo "con alevosía y nocturnidad".

Mato dijo que la CE tiene en este caso "todo" su "respeto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha