eldiario.es

Menú

Clinton: La actitud de Rusia ante la crisis siria favorece una guerra civil

MADRID

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha advertido de que la actitud de Rusia ante la situación de violencia en Siria va a contribuir al comienzo de una guerra civil en el país árabe, pero también ha enumerado los motivos por los que cree que una intervención militar internacional no sería conveniente.

- PUBLICIDAD -

COPENHAGUE, 31 (Reuters/EP)

Sala Blanca de Células Madre

Sala Blanca de Células Madre

La secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, ha advertido de que la actitud de Rusia ante la situación de violencia en Siria va a contribuir al comienzo de una guerra civil en el país árabe, pero también ha enumerado los motivos por los que cree que una intervención militar internacional no sería conveniente.

Durante un discurso pronunciado en Copenhague ante estudiantes, Clinton ha dicho que no pierde la esperanza de convencer a Rusia para que apoye acciones más duras contra el Gobierno del presidente Bashar al Assad y que la posibilidad de que la situación actual derive en una guerra civil es mayor si la comunidad internacional no actúa.

"Los peligros a los que nos enfrentamos son terribles", ha señalado, pronosticando que los ataques de las fuerzas gubernamentales y las milicias favorables a Al Assad contra las fuerzas opositores se convertirán en algo peor.

En su opinión, "podría transformarse en una guerra civil en un país que podría quedar desgarrado por la división religiosa, y después podría comenzar una guerra subsidiaria en la región, porque (...) Irán está muy implicado en Siria", ha explicado.

"Sabemos que podría ser mucho peor de lo que ya es. Los rusos (...) siguen asegurándome que no quieren una guerra civil, y yo les he dicho que su política va a contribuir a que se produzca una guerra civil", ha añadido.

Tanto Rusia como China se oponen firmemente a tomar medidas duras contra el régimen de Al Assad, cuyas fuerzas mataron a más de cien civiles en la localidad de Hula el viernes pasado, muchos de ellos niños.

DESCARTA INTERVENCIÓN MILITAR

Aunque Washington no está de acuerdo con Moscú y Pekín, entre sus opciones tampoco figura la de llevar a cabo una intervención militar en Siria. En su discurso, Clinton ha explicado por qué esta situación es distinta a la que había el año pasado en Libia, donde varios países occidentales y árabes participaron en una operación militar que contribuyó al derrocamiento de Muamar Gadafi.

La secretaria de Estado ha indicado que en Siria hay una sociedad más diversa y una división más marcada entre las distintas comunidades religiosas, no hay una oposición unida y el régimen cuenta con mejores defensas antiaéreas y un Ejército más capacitado.

Pero lo más importante es, a su juicio, que no existe el apoyo internacional necesario para intervenir militarmente porque Rusia y China se oponen en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde han vetado resoluciones sobre Siria en dos ocasiones.

También ha destacado que la alta densidad demográfica de Siria hace que haya una alta probabilidad de que se produzcan víctimas civiles en caso de acción armada.

"Muchas personas están intentando imaginar cómo sería una intervención eficaz que no causase más muerte y sufrimiento", ha indicado. "Nosotros también estamos pensando en todo esto, se están haciendo todo tipo de planes civiles, humanitarios y militares, pero no se dan los factores necesarios", ha añadido.

En una rueda de prensa posterior con su homólogo danés, Clinton ha dejado claro que Estados Unidos no se plantea una acción militar. "No estamos creando una especie de coalición que no sea para aliviar el sufrimiento", ha aclarado.

APOYO AL PLAN DE ANNAN

A la pregunta de si Washington podría plantearse actuar en Siria sin el respaldo de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, ha respondido que hay planes para todos los escenarios posibles pero que "por ahora" lo que apoya su país es el plan de paz del representante especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Kofi Annan.

"Estamos intentando que se mantenga el apoyo a Kofi Annan como voz independiente porque Siria no nos va a escuchar a nosotros (...). Si acaso, podrían escuchar a los rusos, así que hemos estado presionándolos a ellos", ha señalado.

Clinton ha afirmado que intentará conseguir que Rusia cambie su postura. "Los rusos siguen afirmando que quieren hacer todo lo posible para evitar una guerra civil porque creen que sería catastrófica" y "suelen decir que sería igual que una gran guerra civil libanesa", ha comentado.

"Insisten mucho en que están ejerciendo una influencia estabilizadora. Yo lo niego", ha agregado. "De hecho, creo que están apoyando al régimen en un momento en el que deberíamos estar tratando de conseguir una transición política", ha declarado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha