eldiario.es

Menú

''Nunca pensé que España pudiera jugar este papel tan sucio''

AMINATOU HAIDAR, TRECE DIAS A AGUA Y AZÚCAR

Haidar recibe la visita de una delegación del Centro Robert F. Kennedy, fundación que en 2008 le entregó un premio por su labor en pro de los derechos humanos.

- PUBLICIDAD -

Aminatou Haidar, que este viernes cumple su décimo tercer día de huelga de hambre para reivindicar su regreso a El Aaiún, de donde fue deportada por orden del Ministerio del Interior marroquí el pasado 14 de noviembre, afirma que nunca se hubiera imaginado que España pudiese violar los derechos humanos como asegura que ha violado en su caso.

Una representante del Centro Robert F. Kennedy charla con Aminatou y el actor Guillermo Toledo, este viernes en Guacimeta. (ACFI PRESS)

Una representante del Centro Robert F. Kennedy charla con Aminatou y el actor Guillermo Toledo, este viernes en Guacimeta. (ACFI PRESS)

En una entrevista concedida a CANARIAS AHORA, la activista saharaui recalca su reproche "al silencio del Gobierno español en relación a la violación de los derechos humanos cometidos por Marruecos diariamente contra el pueblo saharaui. Muchos son españoles o hijos de españoles. Nunca el Gobierno español ha hecho como mínimo un comunicado de denuncia, pero este caso mío es más grave".

La reconocida activista saharaui sostiene que "hay una complicidad clara y absoluta de España con Marruecos. Nunca pensé que España pudiera jugar este papel tan sucio para hacerle un favor a Marruecos. Todos sabemos que hay intereses bilaterales económicos pero no hasta tal punto que España viole los derechos humanos y la propia ley española".

Añade que "me expulsaron de Marruecos pero estoy secuestrada por España. Eso confirma la complicidad y estoy segura de que Francia no hubiera aceptado este hecho. No me extrañan las violaciones de derechos humanos cometidas por Marruecos, que es un país que viola de forma flagrante los derechos, pero España, que se supone que es un país democrático, nunca creí que ocurriera esto".

Haidar ha anunciado que dejará su medicación para la úlcera de estómago si España no la deja partir hacia el Aaiún, en Sahara Occidental. "Puedo sacrificar mi vida por mi dignidad. Prefiero que mis hijos vivan sin madre pero con dignidad". Preguntada si después de haber estado encarcelada en Marruecos entre 1987 y 1991 ya se había hecho entonces a la idea de la muerte, sencillamente respondió: "No tengo nada que perder".

Juristas internacionales aseguran que Haidar fue torturada antes de expulsarla

Mientras la activista prosigue con su protesta, las muestras de apoyo que recibe se incrementan día a día. La Fundación Cesar Manrique ha hecho llegar a Miguel Ángel Moratinos, una carta en la que resalta que "lamentablemente, un problema provocado por un país vecino se está convirtiendo en un motivo de conflicto para nuestro país en torno a una causa de Derechos Humanos que una democracia, consolidada y ejemplar como la nuestra, está obligada a tratar con tanta sensibilidad como empeño, por principios y razones humanitarias, pero también por responsabilidad histórica".

Al igual que hizo el pasado miércoles el Consejo General de la Abogacía, cuya subcomisión de extranjería informó de que el Gobierno español podría estar incurriendo en algunos de los delitos del Código Penal entre los tipificados contra la libertad de las personas, además de ir contra el artículo 19 de la Constitución Española, un grupo de juristas internacionales ha señalado este viernes que Marruecos ha violado "derechos reconocidos en convenios internacionales suscritos por el Reino de Marruecos".

Estos juristas internacionales "defensores de los defensores y defensoras de los derechos humanos" aseguran en su escrito que Haidar "fue torturada psicológicamente, y sometida a un exhaustivo y duro interrogatorio, sin asistencia letrada y con intervención del Procurador del Rey (Fiscal) y las fuerzas policiales. Posteriormente fue expulsada de El Aaiún, Territorio No Autónomo del Sáhara Occidental, sin resolución judicial ni administrativa alguna, y se la obligó contra su voluntad, por las fuerzas policiales a subir a un avión español".

Este viernes, Haidar recibió la visita de una delegación del Centro Robert F. Kennedy, fundación que en 2008 le entregó un premio por su labor en pro de los derechos humanos. El domingo habrá en Madrid un concierto de solidaridad con ella, en el que cantarán Miguel Ríos, Kiko Veneno, Amaral, Bebe, Macaco, Pedro Guerra, Los Delinqüentes y Mariem Hassan, entre otros, y leerán manifiestos artistas relacionados con el cine como Pedro Almodóvar, Pilar Bardem y Juan Diego Botto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha