eldiario.es

Menú

Marruecos detiene a otras 18 personas por el atentado de Casablanca

LA POLICÍA DEL REINO ALAUÍ BUSCA A SEIS SOSPECHOSOS MÁS

- PUBLICIDAD -

El portavoz del Gobierno marroquí, Nabil Benabdalá, anunció este jueves que la Policía detuvo a 18 personas y busca a otras seis en relación con el atentado suicida del pasado domingo en un cibercafé de Casablanca.

Tras la habitual reunión semanal del Consejo de ministros, Benabdelá señaló que el titular de Interior, Chakib Benmussa, había presentado al Ejecutivo un informe sobre las investigaciones del atentado. El portavoz gubernamental y ministro de la Comunicación dijo que las investigaciones han revelado que el terrorista que se suicidó, Abdelfettah Raydi, de 23 años, preparaba los atentados desde noviembre de 2006.

Informó, también, de que Raydi había constituido un grupo con antiguos presidiarios originarios del barrio de Sidi Mumen, en Casablanca, en el que se halla el cibercafé y de donde procedían también la mayoría de los terroristas suicidas que cometieron los atentados del 16 de mayo de 2003, en los que murieron 45 personas. Raydi fue condenado en 2003 a 5 años de prisión por su implicación en los atentados del 16 de mayo de ese año, pero en 2005 quedó en libertad al beneficiarse de un indulto real.

"Preservar el país de la amenaza del terrorismo internacional"

En cuanto a los objetivos de los atentados, el ministro marroquí señaló que se trataba de instituciones y centros económicos de Casablanca, la ciudad más poblada y la capital económica de Marruecos. El portavoz explicó que en la reunión ministerial de este jueves el ministro del Interior declaró que las fuerzas de seguridad seguirán alerta para "preservar a Marruecos de la amenaza del terrorismo internacional que pesa sobre la región (del Magreb)".

La policía encontró el pasado miércoles material para la fabricación de explosivos en la habitación en la que vivieron durante quince días el suicida que se inmoló y su acompañante, que fue detenido tras la explosión, en el barrio Mulay Rachid de Casablanca. El jefe de los servicios policiales de Casablanca, Mojtar Bekkali Kacimi, informó este jueves del descubrimiento en dicha habitación de un tercer cinturón explosivo listo para ser utilizado, pero desmintió que se hubieran encontrado más de 200 kilos de explosivos, como informaron algunos medios de comunicación.

"Contrariamente a los rumores e informaciones divulgados por algunos medios en cuanto a la incautación de una cantidad enorme de explosivos, la verdad es que se trata sólo de cantidades poco significativas de productos que se venden libremente en el mercado local", declaró Bekkali. El terrorista que acompañaba al suicida, que resultó herido y que pudo ser detenido cuando trataba de darse a la fuga tras haber abandonado en el local el cinturón explosivo que también ocultaba bajo su ropa, fue identificado como Yusef Judri, de 18 años.

El cibercafé en el que se produjo la explosión no era el objetivo del atentado, sino que los dos kamikazes acudieron al establecimiento con el fin de recibir instrucciones a través de Internet. Al parecer, el encargado del local sospechó de los dos terroristas y decidió retenerlos en el establecimiento hasta la llegada de la policía, motivo por el cual uno de los kamikazes decidió hacer explotar su cinturón.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha