eldiario.es

Menú

Merkel fija una 'hoja de ruta' para pactar la Constitución europea

''UNA FALTA DE ACUERDO ACARREARÁ GRAVES CONSECUENCIAS''

- PUBLICIDAD -

La canciller alemana, Angela Merkel, instó este jueves a sus colegas de la Unión Europea, especialmente al presidente polaco, Lech Kaczynski, a sellar con un acuerdo constitucional el Consejo Europeo que se celebrará los próximos días 21 y 22 en Bruselas.

"Una falta de acuerdo sobre la Constitución Europea la semana próxima en Bruselas no supondrá, obviamente, el hundimiento de la Unión, pero acarreará graves consecuencias", advirtió Merkel en una declaración de gobierno ante el Bundestag de cara al Consejo Europeo de Bruselas, último de la Presidencia alemana de turno de la UE.

Merkel evocó el mandato otorgado hace un año a Alemania para buscar soluciones al punto muerto institucional creado en la UE por el rechazo de Francia y Holanda a la Constitución Europea, para confirmar que, en cumplimiento de ese mandato, presentará en Bruselas una hoja de ruta que resume los esfuerzos hechos.

"Tras dos años de pausa para la reflexión y seis meses de mucho trabajo y consultas para llegar a un consenso sobre cómo afrontar los desafíos internos y exteriores de la UE, llegó la hora de dar un paso adelante", señaló.

"Queremos que esa hoja de ruta sea aprobada la semana que viene. Tenemos una oportunidad y hay que aprovecharla, ni más ni menos", agregó la canciller, moderadamente optimista, porque "en las últimas semanas se han reducido las cuestiones abiertas".

"Hay una disposición general a salir de esta crisis institucional y es el momento de hacerlo", agregó.

No entró en los detalles, pero aseguró que su hoja de ruta, que deberá desarrollar la presidencia portuguesa de la UE en el segundo semestre del año, "preserva la sustancia" del Tratado para la Constitución Europea ratificado por 18 países de la UE.

Merkel aventuró que algunos de los puntos conflictivos pendientes no podrán ser resueltos en los días que restan al Consejo Europeo, entre los que citó la negativa de Polonia a aceptar el sistema de doble mayoría previsto para la toma de decisiones en la UE.

Polonia rechaza ese mecanismo y su presidente, Lech Kaczynski, con quien Merkel se entrevistará el sábado en la cercanías de Berlín, amenazó incluso con ejercer su derecho a veto.

Kaczynsky considera que la decisión por doble mayoría -de Estados y de población- no favorece a los países pequeños, desventaja que a juicio de Varsovia se subsanaría imponiendo el llamado modelo Penrose, basado en la raíz cuadrada de las poblaciones nacionales.

En términos prácticos, la diferencia radica en que aplicando el sistema de doble mayoría previsto en la Constitución, el Consejo necesita para aprobar una decisión contar con el visto bueno del 55% de los países que integran la UE, es decir 15 de 27, y que éstos representen al menos el 65%de la población europea.

Según el modelo de Penrose, para la toma de decisiones, el Consejo necesitaría contar con el apoyo de al menos 14 de los 27 Estados miembros que representen como mínimo el 62% de la población europea, en función de los votos "de población" asignados a través del sistema de la raíz cuadrada.

"El sistema de toma de decisiones basado en la doble mayoría ha abierto un debate en Polonia", dijo Merkel para añadir luego su esperanza en que "las decisiones que requiere la Unión han de tomarse pensando en la Unión y no en intereses individuales".

Fue la única referencia directa a un país miembro que hizo la canciller en su intervención ante el Bundestag, aunque no a los puntos aún en litigio.

Merkel no entró en los detalles pero indicó que tienen que ver con el miedo de algunos socios a que el Tratado para la Constitución Europea suponga la creación de un "super estado europeo".

"Tenemos una oportunidad y hay que aprovecharla. La UE necesita más democracia, más transparencia, más agilidad, menos burocracia y más capacidad de reacción y competitividad. La UE necesita una Constitución, esa es nuestra oportunidad", destacó la canciller.

Empeñada en coronar con éxito su presidencia del Consejo Europeo, como logró hacer con reciente cumbre del G8 en Heiligendamm, a la que dedicó gran parte de su intervención hoy en el Bundestag, Merkel ha intensificado en los últimos días los contactos con sus colegas europeos.

El pasado día 11 se entrevistó con sus colegas de Italia, Hungría y Lituania, este viernes lo hará con el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, el sábado con Kaczynski y el domingo viajará a Luxemburgo para conversar con Jean-Claude Juncker.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha