eldiario.es

Menú

Alrededor del 26% de los canarios afirma mantener relaciones sexuales más de 2 veces semanales, por encima de la media

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA

Alrededor del 26 por ciento de los hombres canarios afirma mantener relaciones sexuales más de dos veces por semana, lo que los sitúa por encima de la media nacional, según el informe Lilly sobre sexualidad masculina presentado este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria.

- PUBLICIDAD -

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 30 (EUROPA PRESS)

Alrededor del 26 por ciento de los hombres canarios afirma mantener relaciones sexuales más de dos veces por semana, lo que los sitúa por encima de la media nacional, según el informe Lilly sobre sexualidad masculina presentado este miércoles en Las Palmas de Gran Canaria.

El informe, avalado por la Asociación Española de Salud Sexual (AESS) y la Asociación Española de Andrología, Medicina Sexual y reproductiva (ASESA), recoge datos de hombre de entre 35 y 70 años, residente en España y con un 82 por ciento de probabilidades de tener pareja. En total, se han examinado a 1.531 varones de todas las comunidades autónomas, 69 de ellos canarios.

Así, Canarias se sitúa en la tercera comunidad autónoma en la que más hombres aseguran mantener relaciones sexuales más de dos veces por semana (26%), por encima de la media española, y en el resto de datos relativos a la frecuencia también varía con respecto a la media española.

En concreto, el 19 por ciento de los hombres canarios asegura tener relaciones una vez al mes o menos, y el 22 por ciento afirma que su frecuencia alcanza 2 ó 3 veces al mes, mientras que el 9 por ciento dice mantener relaciones una vez por semana.

Respecto a la valoración que los canarios hacen de su vida sexual, la fijan en un 6,2 en una escala de entre uno y diez, mientras que a nivel general, el hombre español lo hace en un 6,3. En cuanto a la satisfacción se extrae que es "mayor" cuanto más joven es.

Dejando la edad a un lado, los hombres más satisfechos con su vida sexual son aquellos que señalan mantener una mayor frecuencia sexual (dos o más veces por semana), cualquier día de la semana y en diferentes momentos del día (antes de levantarse, después de comer, por la tarde). Estas relaciones son iniciadas indistintamente por el hombre o por su pareja.

En cuanto a los hombres insatisfechos, por el contrario, decían tener una pobre frecuencia sexual (no alcanzar la media de una vez a la semana y a veces no superar una vez al mes) y no mostraban predilección ni por el día de la semana ni por el momento del día para las relaciones sexuales. Añadiendo, además, que suelen ser ellos quienes inician los encuentros sexuales.

PREFERENCIA POR EL FIN DE SEMANA

Los momentos para tener encuentros sexuales en los hombres españoles se caracteriza por la preferencia del fin de semana, especialmente sábado, y por la noche.

En el caso de los canarios "es excepcional", ya que de todos los españoles son los que más eligen el viernes para tener relaciones sexuales (un 92%), mientras que la primavera y el verano son sus épocas frente a otras estaciones más frías.

Sin embargo, la realidad es que 9 de cada 10 no planifica sus relacionales y la frecuencia de las mismas no sobrepasa 1,3 veces por semana.

El porcentaje de hombres que afirma tener relaciones una vez por semana (22%) es prácticamente igual que los que suben la media a dos veces por semana (23%). Sólo un 17 por ciento de los hombres afirma mantener relaciones sexuales más de dos veces por semana.

De todos modos, los hábitos sexuales de los hombres españoles "no han resultado ser tan diferentes" a los de la media internacional, ya que en una comparativa con los datos de la encuesta on line 'Global Erectyle Disfunction Poll', realizada en agosto de 2011, a 13.057 individuos de 13 países demuestra que la frecuencia de los españoles está por encima de Canadá y por debajo de Estados Unidos, con una frecuencia de 1,26 y 1,37 veces por semana, respectivamente.

LA SALUD SEXUAL

En cuanto a la salud sexual, el informe recoge que forma parte de la salud general del ser humano. Al respecto, la gerente de relaciones institucionales de Lilly, Carmen Bueno, señala que "es importante que los hombres hablen sobre sus problemas sexuales con sus médicos, ya que en muchas ocasiones tienen solución. Además puede que se trate de los primeros síntomas de otras patologías que podrían haber pasado desapercibidas hasta ese momento".

Así, el primer comportamiento detectado es que los hombres ponen excusas para no mantener relaciones sexuales, tales como el cansancio o agotamiento, el estrés o sentirse mal, frente a la creencia común de que nunca dicen no.

El problema, en estos casos, explica, surge cuando dichas excusas encubren problemas de salud sexual como la disfunción eréctil, aspecto que queda reflejado en el informe, ya que 3 de cada 10 entrevistados entre 35 y 70 años mencionaron haber sufrido alguna vez problemas de erección (proporción que aumentó de 4 de cada 10 en el grupo de entre 55 y 70 años) y las excusas que utilizaron para justificar este problema fueron "muy similares" a las citadas para evitar una relación sexual.

Respecto a los hombres canarios, están "muy por encima" de la media nacional en cuanto al empleo del cansancio como excusa para justificar un problema de erección (70% frente al 43% de media).

Sin embargo, siendo la disfunción eréctil el problema de salud sexual más común en el hombre y que en España afecta en mayor o menor grado al 40 por ciento de los mayores de 40 años, el 70 por ciento de los entrevistados que han sufrido alguna vez problemas de erección comentaron no haber buscado ayuda para solucionarlos (porcentaje que se eleva al 77% en el caso de los hombres canarios). Los más jóvenes son los más reacios a pedirla frente a los de mayor edad, que parecen mostrar más seguridad para buscar soluciones.

Para hablar de sus problemas sexuales, los hombres prefieren a la pareja y luego al médico aunque, en general, desearían no iniciar ellos la conversación sino que les preguntaran. En Canarias un 65 por ciento hablarían con su pareja en primer lugar y el 26 por ciento lo haría con su médico. De ahí, que el 85 por ciento de los hombres que participaron en el Informe aclararon que "no les importaría" que el médico les preguntase sobre su salud sexual durante una consulta habitual.

El informe recoge un decálogo para una vida sexual satisfactoria, basado en diez principios, tales como disfrutar de la sexualidad, mantener relaciones sexuales periódicamente, hablar con la pareja sobre su vida sexual porque "mejora la intimidad", evitar las rutinas, fomentar la espontaneidad, dejar que su pareja también tome la iniciativa en las relaciones sexuales, aproveche las vacaciones, ocasiones especiales, celebraciones o fiestas para fomentar su vida sexual, no buscar excusas ante los problemas de erección en su vida sexual y pedir ayuda a su médico, no poner fecha de caducidad a la sexualidad y en tiempos de crisis las endorfinas generadas por las relaciones placenteras aumentan el optimismo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha