eldiario.es

Menú

Canarias permitirá el alquiler vacacional en zonas turísticas con condiciones

María Teresa Lorenzo, consejera de Turismo, Cultura y Deporte, habla de criterios de calidad y seguridad equiparables a la oferta reglada para no poner en riesgo el modelo turístico de las islas

- PUBLICIDAD -
 La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, María Teresa Lorenzo, durante una de sus intervenciones hoy en la sesión plenaria del Parlamento regional.

La consejera de Turismo del Gobierno de Canarias, María Teresa Lorenzo, durante una de sus intervenciones hoy en la sesión plenaria del Parlamento regional. EFE/Cristóbal García

María Teresa Lorenzo, consejera de Turismo, Cultura y Deporte, ha anunciado este miércoles que "en fechas próximas" estará listo el borrador de nuevo decreto para regular el alquiler vacacional de viviendas, que se permitirá en zonas turísticas pero con criterios de calidad y seguridad equiparables a la oferta reglada para no poner en riesgo el modelo turístico de las islas.

Durante una comparecencia en el pleno del Parlamento, la consejera explicó que la regulación de esta modalidad turística es muy compleja porque "sea cual sea" nunca dará respuesta a los intereses enfrentados y garantizó que "el interés general será el único" que guiará la norma que sustituya al decreto de 2015.

El decreto vigente prohíbe el alquiler vacacional en zonas turísticas, pero no así en áreas residenciales, lo que ha provocado que en muchas zonas próximas a los núcleos turísticos cada vez haya menos alquileres disponibles para residentes y que el precio se haya disparado, según denunció la diputada del PSOE Rosa Bella Cabrera Noda, quien reclamó al Gobierno que abandone su pasividad y regule esta modalidad turística de manera urgente.

La consejera no precisó ni fechas ni contenido, pero adelantó que el borrador de decreto estará listo próximamente y que se permitirá el alquiler de viviendas en las zonas turísticas, aunque sin poner en riesgo el modelo turístico actual.

La complejidad de la regulación no sólo es por los intereses particulares enfrentados, sino porque en cada ciudad y en cada isla se vive de forma diferente, además de que hay implicados factores relacionados con el uso del territorio, la afección al medioambiente y al entorno urbano, la convivencia social, el derecho a una vivienda asequible, la libertad de empresa y la protección de los consumidores

"La decisión final se basará en datos objetivos contrastables y procedentes de fuentes oficiales de información", dijo la consejera.

Rosa Bella Cabrera, del PSOE, pidió a la consejera que no se erija en defensora de uno u otro sector, sino que busque el interés general y ataje la "burbuja de precios en el alquiler de la vivienda" y la expulsión de los trabajadores de zonas residenciales que han traído como consecuencias la regulación vigente.

Nereida Calero, de CC, propuso a la consejera que el Gobierno establezca unas líneas generales y deje a cada Cabildo definir su modelo respecto a la vivienda vacacional, porque la realidad turística de cada isla es diferente.

En todo caso, consideró que las viviendas vacacionales deben cumplir los mismos requisitos de calidad, seguridad, servicios, tributación e inspección que los establecimientos tradicionales.

Astrid Pérez, del PP, exigió que se permita el alquiler vacacional en suelo turístico porque este nuevo fenómeno es compatible y complementario al actual y supone "la democratización de los beneficios" en el sector alojativo, que hasta ahora estaba en manos de unos pocos y con predominio del capital exterior.

"Las viviendas turísticas son una fuente de ingreso para muchas familias" y permite atraer otro tipo de turismo, como las familias numerosas de clase media o los jubilados que buscan estancias de temporada.

La diputada de Podemos Asunción Delgado dijo que el Gobierno está prisionero de los intereses particulares de los hoteleros, por un lado, y de los empresarios y fondos buitres por otro, que, aliados con la Ley del Suelo, quieren construir viviendas sin control amparados en la Reserva de Inversiones, lo que generaría una burbuja inmobiliaria que haría inaccesible el alquiler residencial.

Recomendó a la consejera que se olvide "de esas minorías en guerra" y regule el alquiler vacacional para permitir esa actividad "a los canarios que ahorraron y se compraron un par de viviendas".

Sugirió para ello se autorice el alquiler con restricciones de número de casas por propietario y cupos por zonas.

Luis Campos, de Nueva Canarias, reclamó "una regulación con enormes exigencias" que no ponga en peligro el modelo actual.

Jesús Ramos Chinea, diputado de ASG, consideró que este tipo de alojamiento es importante para los ingresos de muchas familias, encaja con el desarrollo turístico de La Gomera, El Hierro y La Palma, y atrae a un turista diferenciado que gasta más en destino y al que le gusta integrarse en el entorno.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha