eldiario.es

Menú

El Monumento Natural de Tindaya ya tiene normas de conservación

NO SE CONCEDERÁN MÁS LICENCIAS EN EL ESPACIO NATURAL

La zona encierra un alto valor científico por su origen volcánico y, además, es el lugar donde habitan especies de flora y fauna silvestres amenazadas.

- PUBLICIDAD -

El Gobierno de Canarias ha aprobado de manera inicial las Normas de Conservación del Monumento Natural de Tindaya, en el municipio de La Oliva (Fuerteventura) y desde este sábado no se concederán más licencias en el espacio natural, según informó este viernes el Ejecutivo autonómico.

Montaña de Tindaya.

Montaña de Tindaya.

Así se publicó este mismo viernes en el Boletín Oficial de Canarias (BOC) donde dicho documento ahora deberá someterse a los trámites de información pública y consulta a partir de este sábado, por el plazo de 45 días hábiles.

Además, se dará trámite de consulta a al Ayuntamiento de La Oliva, Federación Canaria de Municipios, Consejo Insular de Aguas de Fuerteventura, Patronato Insular de Espacios Naturales Protegidos de la isla y Cabildo, en cuanto órgano de gestión del espacio natural, y, concretamente, de esta Corporación, a los servicios de Planeamiento y Cultura y Patrimonio Histórico.

Este espacio, que ocupa 186,7 hectáreas, fue declarado por la Ley de Declaración de Espacios Naturales de Canarias como Paraje Natural de Interés Nacional de Montaña Tindaya y reclasificado por la Ley de Espacios Naturales de Canarias como Monumento Natural. Además es por definición área de sensibilidad ecológica, a efectos de lo indicado en la Ley de Prevención de Impacto Ecológico.

Las Normas de Conservación del Monumento Natural majorero responden a la plena garantía de la preservación integral y conjunta de los valores de este espacio, que es área de sensibilidad ecológica y cuenta con la protección parcial de su territorio, a través de la aplicación de la Ley del Patrimonio Histórico Español, que declara Bien de Interés Cultural (BIC) las cuevas, los abrigos y lugares que contengan manifestaciones de arte rupestre.

Este espacio natural protegido alberga yacimientos de relevancia patrimonial, además de constituir un refugio de creencias aborígenes. A esta consideración cultural hay que sumar su gran importancia natural, ya que la zona encierra un alto valor científico por su origen volcánico y, además, es el lugar donde habitan especies de flora y fauna silvestres amenazadas.

Concretamente, en Tindaya ha sido registrada la presencia de la cuernúa ( Caralluma burchardii), una planta incluida en el Catálogo de Especies Amenazadas de Canarias en la categoría de sensible a la alteración de su hábitat, que está amparada por la Directiva 92/43/CEE, del Consejo de 21 de mayo de 1992, relativa a la conservación de los hábitats naturales y de la fauna y flora silvestres.

Asimismo, linda con la Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA), denominada Lajares, Esquinzo y costa del Jarubio, cuya propuesta de declaración fue realizada por el Gobierno de Canarias el 17 de octubre de 2006. El motivo que justifica la designación del entorno de Tindaya como ZEPA es, eminentemente, la reconocida importancia de la localidad para la conservación de las poblaciones insulares de aves esteparias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha