eldiario.es

Menú

Tenerife pedirá financiación estatal para el anillo insular

PRESENTACIóN COSTE-BENEFICIO DE SU CIERRE

Desde el Cabildo tinerfeño consideran que la obra debe ser una prioridad para la corporación insular y para España.

- PUBLICIDAD -

El presidente del Cabildo de Tenerife, Carlos Alonso, reiteró este martes que el cierre del anillo insular de carreteras es una prioridad para la corporación insular y para España, por lo que pedirá financiación estatal para que la siguiente inversión en las vías de la isla sea para el tramo Santiago del Teide-El Tanque.

Las obras del anillo insular en Tenerife.

Las obras del anillo insular en Tenerife.

Carlos Alonso hizo este planteamiento durante una rueda de prensa en la que presentó un informe acerca del coste-beneficio del cierre del anillo insular, en el que se detallan las diversas opciones de financiación para llevar a cabo el tramo comprendido entre los citados municipios.

El estudio, cuyos número son "contundentes", en palabras de Carlos Alonso, se remitirá a la ministra de Fomento, Ana Pastor, con quien pedirá una reunión para explicar el posicionamiento del Cabildo de Tenerife.

El presidente del Cabildo de Tenerife explicó que de las obras del anillo insular de carreteras está en ejecución el tramo norte, mientras que está un poco más retrasado el del sur, y agregó que la previsión es que durante el segundo trimestre de este año entre en servicio el tramo que une El Tanque e Icod de los Vinos, mientras que durante 2015 lo haga el que va de Santiago del Teide a Adeje.

El tramo que no tiene financiación son los 10,8 kilómetros que hay entre El Tanque y Santiago del Teide, la mitad de los cuales son en túnel, y se trata de una obra que tiene un presupuesto de inversión de 382,1 millones de euros.

El plazo de ejecución de este tramo es de tres años, por lo que el Cabildo de Tenerife quiere que se licite durante 2014 para que entre en funcionamiento en 2018.

Carlos Alonso señaló que con el estudio presentado se demuestra que culminar el cierre del anillo insular de carreteras propiciaría unos beneficios "impresionantes" tanto económicos como en ahorro de tiempo.

El consejero de Carreteras del Cabildo de Tenerife, José Luis Delgado, aseguró que no tener el anillo insular de carreteras terminado cuesta a los ciudadanos de la isla en torno a los 256 millones de euros al año.

Según el trabajo presentado este martes, en la actualidad unos 5.786 vehículos utilizan la carretera TF-82 por el puerto de Erjos para viajar entre el norte y el sur de la isla, y una vez que entre en funcionamiento el anillo insular la cifra se elevará a 11.580 en 2019 y a 17.839 en 2021, con lo que esa número de turismos dejaría de circular por las carreteras del este de la isla.

Entre las conclusiones del informe se dice que, además, el cierre del anillo insular frenaría el proceso de desplazamiento de población del norte al sur de Tenerife e incluso se podría producir un regreso, y también se generarían nuevas oportunidades de negocio para el transporte, tanto de personas como de mercancías.

También se favorecería las excursiones de turistas a la zona de la Isla Baja, entre otras beneficios.

Para financiar la obra en el informe se tienen en cuenta dos alternativas, en una de las cuales se plantea usar fondos públicos y pago total de la infraestructura al finalizar la obra, con la que el coste sería de unos 471 millones de euros y al tercer año de la puesta en marcha de la vía se habría recuperado la inversión.

La segunda alternativa es de concesión privada y financiación por lo que se llama peaje en la sombra, de modo que la empresa que realice las obras cobrará durante unos 40 años de la administración, no del usuario directamente, un precio en torno a 0,495 euros por kilómetro y vehículo.

Estas cantidades supondrían el pago de casi 36 millones de euros al tercer año de explotación, cuando los flujos de vehículos se habrían redirigido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha