eldiario.es

Menú

La capital grancanaria refuerza la protección del casco histórico de Vegueta y Triana para impulsar su actividad

El alcalde de la ciudad señala que la "única forma" de mantener esta zona y que sea un "símbolo" es que "esté vivo y no abandonado, entrando en un estado de ruina"

El objetivo, por ello, es "dar vida" a los dos barrios históricos de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, para garantizar que se preserven en el tiempo y sean de los más emblemáticos de Canarias

- PUBLICIDAD -
El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (i), y el concejal de Urbanismo y Vivienda, Javier Doreste (d), presentan las claves del nuevo Plan Especial de Protección Vegueta-Triana. EFE

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (i), y el concejal de Urbanismo y Vivienda, Javier Doreste (d), presentan las claves del nuevo Plan Especial de Protección Vegueta-Triana. EFE

El nuevo Plan Especial de Protección Vegueta -Triana pretende "proteger y garantizar" el patrimonio histórico de esos barrios de forma "dinámica y activa", ha anunciado este viernes el alcalde del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo (PSOE), quien ha asegurado que dejará "huella" en la ciudad.

En una rueda de prensa, Hidalgo ha explicado que el plan aprobado por el Consejo Municipal de Patrimonio Histórico será llevado al Pleno de la corporación en el último cuatrimestre del presente año, para entrar en vigor a principios de 2017.

El nuevo plan sustituirá al actual Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri), que se mantiene desde hace 15 años.

Hidalgo ha asegurado que esta decisión de proteger el casco histórico de Vegueta -Triana, de resolver la unión de los dos barrios tras la GC-110 y de sacar la intensidad del tráfico de los barrios para devolverle la vida y que los residentes no lo abandonen, con la creación de hoteles y una mejor actividad económica, dejará "huella".

Según Hidalgo, "algunas decisiones marcan la gestión y tienen una repercusión a medio-largo plazo que deja huella y ésta es una de ellas. Es una gran noticia que viene a sustituir Plan Especial de Protección y Reforma Interior (Pepri) aprobado hace 15 años, pero que se empezó a elaborar hace 25 años", ha dicho.

El alcalde del Consistorio capitalino ha comentado que la "única forma" de proteger un barrio o casco histórico para que sea un "símbolo" es que "esté vivo y no abandonado, entrando en un estado de ruina".

Hidalgo ha señalado que "eso sucede cuando el uso de los barrios es tan restrictivo que impide cualquier tipo de actividad".

El objetivo, por ello, es "dar vida" a los dos barrios históricos de la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, para garantizar que se preserven en el tiempo y sean de los más emblemáticos de Canarias, junto con la Laguna", ha agregado.

Hidalgo ha incidido en que se trata de un "elemento de protección" y que se le dará un "uso compatible" con esa protección, "para estar orgulloso de una barrio vivo, de convertirlo en un instrumento económico y de convivencia para los vecinos".

El concejal de Urbanismo y Vivienda, Javier Doreste (LPGC Puede), se ha mostrado satisfecho de haberlo presentado al Consejo de Patrimonio, "que le ha dado una especie de visto bueno provisional, explicando que no se llevará a pleno aún, ya que "el periodo de exposición pública se quedaría muy limitado para la participación ciudadana".

Doreste ha señalado que en próximas fechas el Ayuntamiento mantendrá reuniones con asociaciones de defensa del patrimonio histórico, de ocio y restauración, comerciantes y vecinos de Triana para presentarles el proyecto y que aporten sugerencias.

Ha indicado que la intención es incorporar durante el año las alegaciones que sean "razonables y que no contradigan el espíritu del plan de protección activa y de residencia en la zona, antes de llevarlo al pleno".

Doreste persigue "reforzar" la "unión" Vegueta -Triana, algo que cree que el anterior Pepri no pudo conseguir.

La intención de este gobierno desde su inicio ha sido impulsar un plan especial para Vegueta , bajo los principios de la protección activa para "recuperar la vida del barrio y conservar los edificios con gente viviendo dentro, que es como tienen que estar", ha opinado.

A su juicio, el Plan Especial de Protección y Reforma Interior era un documento "incompleto, de difícil interpretación y con muchas duplicidades".

"El catálogo necesitaba una actualización y es lo que se ha hecho. De 582 edificios catalogados se ha pasado a 636. Había que adaptar ese catálogo a la Ley de Patrimonio Histórico y, desde el 2001, se habían ido haciendo modificaciones y era necesario unificarlo todo", ha señalado Doreste.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha