eldiario.es

Menú

La ayuda domiciliaria llega al 100% de los usuarios de Mararía

SCTF | TRAS LA RENUNCIA DE LA COOPERATIVA

Este miércoles se ha firmado el último decreto de ayudas destinadas a proteger a las personas en situación de vulnerabilidad.

- PUBLICIDAD -

El Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife ha firmado este miércoles el tercer y último decreto de ayudas destinadas a garantizar la intervención domiciliaria de los mayores del municipio. De este modo, los servicios municipales de Atención Social habrán atendido al 100% de los usuarios beneficiarios de este servicio

Desde el Instituto Municipal de Atención Social (IMAS) se asegura que la prioridad ha sido "adoptar y poner en marcha las medidas necesarias para que ningún usuario quedara desatendido".

El responsable de Atención Social y Servicios Personales, José Manuel Arocha, afirma que, de acuerdo con la hoja de ruta fijada desde que se conoció la delicada situación de la empresa Mararía, el IMAS ha trabajado con la máxima celeridad para garantizar que ningún vecino o vecina se quedara desatendido. Asimismo, Arocha ha querido destacar "la implicación y el esfuerzo del personal municipal, para hacer que este operativo sea efectivo".

Los usuarios que aún no están incluidos en la atención social domiciliaria alternativa se corresponden en su mayoría con personas que están de vacaciones con sus familiares o bien con aquellas que reciben algún otro tipo de ayuda que es incompatible con la prestación municipal.

Tras la celebración del Consejo Rector, que tuvo lugar a finales de julio y en el que se aprobó la renuncia de la empresa concesionaria del servicio de ayuda a domicilio, se han emitido tres decretos, de manera que, tal y como estaba establecido desde que se aventuró que iba a presentarse el problema de Mararía, "se atendió en primer lugar a las personas con máxima vulnerabilidad, es decir, aquellas con edad más avanzada, falta de redes de apoyo familiar o social, reducida movilidad y autonomía o necesidad de atención personal y en el hogar".

Con un segundo decreto, el Ayuntamiento extendió la intervención social domiciliaria al 70% de los mayores que atendía Mararía, llegando a usuarios con un grado de vulnerabilidad media, cubriendo ahora a los que padecen una vulnerabilidad básica.

Se recuerda, asimismo, que los informes jurídicos presentados en el Consejo Rector del IMAS avalan las medidas extraordinarias y urgentes para salvaguardar los derechos de las personas y prestar la ayuda necesaria, para que no se menoscabe la calidad de vida de ningún vecino o vecina de la ciudad.

Las medidas municipales para suplir a Mararía se concretan en la concesión de una Prestación Económica de Asistencia Social (PEAS) que cubren los gastos derivados de la atención domiciliaria. Dicha atención es solicitada directamente por los usuarios con alguna de las 13 empresas acreditadas por el Gobierno canario para la prestación de estos servicios.

Previamente los trabajadores del IMAS se desplazaron a los hogares de los usuarios para facilitarles toda la información y ayuda que necesitasen. Además, el IMAS supervisa las demandas, necesidades y los servicios que se presten.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha