eldiario.es

Menú

El exdelegado del Gobierno del PP en Canarias aceptó ser candidato de Ciudadanos en mayo

Un alto cargo del partido naranja fue mandatado hace meses por la secretaría de Organización nacional para negociar la incorporación de Hernández Bento

En dos reuniones en restaurantes de Las Palmas de Gran Canaria se decidió que entrara en Ciudadanos para aspirar a la alcaldía de la capital isleña

Con los Bravo de Laguna hubo más reuniones para perfilar su entrada y pidieron hablar directamente con el secretario de Organización en Madrid

Las candidaturas de los fichajes se harán públicas en mayo de 2018 sin tener que pasar por procesos de primarias al no contar con más de 400 afiliados

- PUBLICIDAD -
El candidato a la Presidencia del PP Enrique Hernández Bento

Enrique Hernández Bento, en una entrevista cuando era candidato a presidir el PP en Canarias ALEJANDRO RAMOS

El exdelegado del Gobierno del PP en Canarias y ex subsecretario de Industria con el exministro José Manuel Soria, Enrique Hernández Bento, decidió en mayo dar el salto a Ciudadanos tras el ofrecimiento de un alto cargo del partido, mandatado en Madrid por la secretaría de Organización, para que fuera  el candidato a alcalde de Las Palmas de Gran Canaria en las elecciones locales de 2019.

Hernández Bento, que en su última etapa en el PP rompió vínculos con José Manuel Soria hasta el punto de que ahora no se pueden ni ver, como tampoco al grupo que sostiene al nuevo presidente del PP, Asier Antona,  admitió este miércoles que ya es militante de Ciudadanos, desde julio, un requisito indispensable para ser candidato en la formación que preside Albert Rivera.

De planchas electorales no quiso hablar más porque “no hay nada”, de momento, porque aparte del sigilo de las negociaciones también han de transcurrir los seis meses formales “de prueba” para que cualquier militante pueda ser elegible.

Formalidades aparte, la candidatura de Hernández Bento a la alcaldía de la ciudad más poblada del Archipiélago estaba pactada y sellada con el visto bueno de la cúpula nacional de Ciudadanos, hasta que esta ha renegado este miércoles de ella al quedar vinculado el nombre del candidato al del apestado José Manuel Soria.

El salto se venía gestando hace meses. Según ha podido saber Canarias Ahora, el alto cargo naranja en las Islas que hizo de contacto con el excandidato a presidente del PP de Canarias actuó con el visto bueno del secretario de Organización nacional, Fran Hervías, y con el objetivo de que aspirara a la alcaldía.

El mandatado de Madrid para convencer a Hernández Bento de que el proyecto de Ciudadanos es viable en Canarias, como alternativa a un PP desgastado por la era y las herencias de José Manuel Soria, mantuvo con el exdelegado del Gobierno hasta dos reuniones en otros tantos restaurantes de Las Palmas de Gran Canaria. A la segunda, en el mes de mayo, Bento dio el sí al ofrecimiento sin tener que reunirse en Madrid para garantizar el acuerdo. En julio se dio de alta en el partido.

Ni Hernández Bento, ni cualquiera de los otros fichajes ya cerrados por Ciudadanos en Canarias, como son el expresidente del Cabildo de Gran Canaria José Miguel Bravo de Laguna y el exconsejero de Deportes Lucas Bravo, así como la exlíder del PP en Fuerteventura Águeda Montelongo, deberán pasar el proceso de primarias a los que este miércoles ha aludido Ciudadanos, para “matizar” la información publicada por este periódico de las incorporaciones ya negociadas.

Al contar con menos de 400 afiliados, tanto a nivel municipal de Las Palmas de Gran Canaria –hay menos de dos centenares de afiliados- como en Fuerteventura, los fichajes de Ciudadanos no deberán someterse a primarias y serán designados directamente por la dirección nacional del partido entre abril y mayo de 2018.

Será a la vuelta del verano, con los plazos de seis meses previos establecidos en el calendario de este desembarco, cuando se hagan oficiales las altas en Ciudadanos de José Miguel Bravo y de Águeda Montelongo, que todavía militan en otros partidos, como son Unidos por Gran Canaria (UxGC) y el PP, respectivamente. Sí lo ha cursado su baja en el PP el exconsejero de Deportes de Gran Canaria Lucas Bravo de Laguna, hijo de José Miguel Bravo de Laguna.

Ciudadanos recordó este miércoles que en su partido no está permitida la doble militancia. Ni habrá excepciones con estas nuevas incorporaciones, más allá del encaje que se pueda diseñar entre Unidos por Gran Canaria y Ciudadanos, al ser la primera prácticamente una marca que subsiste gracias al tirón electoral de José Miguel Bravo de Laguna.

Quienes no están invitados a este baile de Unidos y PP a Ciudadanos son los socios locales de Bravo de Laguna, la agrupación Ciudadanos por el Cambio (Ciuca) en la ciudad de Telde, con el exprimer teniente de alcalde Guillermo Reyes a la cabeza, y su franquicia en el municipio de Mogán, también de Ciuca, de Onalia Bueno.

Esta última, actual alcaldesa de Mogán, sí llegó a asistir a alguna reunión con los representantes de Ciudadanos cuando se dieron los primeros contactos con el grupo de Bravo de Laguna, pero en principio quedó descartada de la operación de desembarco en la que continuaron solos José Miguel y Lucas Bravo. Estos llegaron a reunirse en Madrid con el secretario de Organización, Frank Hervías, y otros dirigentes nacionales del partido, para corroborar lo pactado en las Islas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha