eldiario.es

Menú

"El nuevo reglamento del taxi de LPGC es una basura"

PRIMERA DENUNCIANTE DE LOS 'FLOTEROS'

La presidenta de la Asociación de Asalariados del Taxi, María Eugenia García, rechaza que el Ayuntamiento "se olvide de su función de regular la parte administrativa y someta al sector".

- PUBLICIDAD -

La presidenta de la Asociación de Asalariados del Taxi, María Eugenia García, denuncia que durante 20 años el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha "mirado para otro lado" en el sector del taxi, lo que ha derivado en la proliferación de la figura del flotero, cuya actividad está siendo investigada por el juzgado de Instrucción número ocho de la capital grancanaria.

La presidenta de la Asociación de Asalariados del Taxi de Las Palmas de Gran Canaria, María Eugenia García.

La presidenta de la Asociación de Asalariados del Taxi de Las Palmas de Gran Canaria, María Eugenia García.

García confía en una entrevista concedida a Canarias Ahora en que "alguien llegue, reúna a los jubilados, les diga que las cosas se han hecho mal y traspasen sus licencias para que el sector esté en manos de autónomos y así volver a empezar de cero".

El 2013 ha sido un año de clave en el sector del taxi de Las Palmas de Gran Canaria, ¿Con qué sensación se queda?

Con la sensación de impotencia ante el Ayuntamiento y el Cabildo. Las conversaciones que he mantenido durante todo el año con los representantes de la Seguridad Social y de la Agencia Tributaria han dado sus frutos en tanto han sido consecuentes con la realidad mostrada. Ellos han investigado y han visto que lo que les describía era real. Ahora tan solo falta dar un paso más y que salga un oficio que dicte que frente a un taxi tiene que haber un autónomo, una realidad que se ha negado durante 20 años en Las Palmas de Gran Canaria.

Toda la situación que vive el sector en la capital grancanaria se resume en que ha habido una prevaricación por omisión, en el sentido de que todos sabían que había concesiones administrativas del taxi que tenían una regulación específica, pero todos miraban para otro lado. Lo que se ha hecho es permitir algo que no era legal. Eso es algo que vi desde que comencé a trabajar en esto, a mí nadie me pudo decir nunca que un jubilado podía explotar una licencia, sino que tenía traspasarla y eso es justo lo que no se está regulando.

Sin embargo, el concejal de Movilidad Ciudadana, Ángel Sabroso, ha señalado en varias ocasiones la dificultad que existe para demostrar las irregularidades.

Todo eso son falsedades, es tan llano como reconocer que se ha estado repartiendo un pastel y que eso ha perjudicado al sector. No nos olvidemos de que esto es un binomio: la relación del asalariado con el titular es laboral, sin embargo, la relación del autónomo con el Ayuntamiento está regida por el derecho administrativo. La ley está, el servicio se encuentra regulado ¿Qué hace un concejal olvidándose de lo que realmente tiene que regular, mientras presiona al sector por otro lado?

¿Cómo le ha repercutido ser la primera denunciante del caso de los floteros?

Yo lo he pasado mal, me ha costado mucha vergüenza y he tenido que gritar mucho. Los taxistas son conocedores de las costumbres que dictan el Ayuntamiento y la Asociación de Trabajadores Autónomos del Taxi (ATAT). Si a un titular le dicen que mantenga un taxi, que no hay problema con la jubilación, que deje que otra persona se lo gestione, que ésta se busca la vida y aquí no pasa nada, es porque en cada uno de los puntos que tienen que ver con la concesión, es decir, la Seguridad Social, la Administración local y la insular, hay alguien que lo permite.

Desde que comencé a trabajar en el sector me di cuenta de que mi seguro estaba irregular. De las 800 licencias que están en manos de viudas y jubilados, hay unas 250 que se encuentran en la misma situación.

¿Tiene constancia de que 800 licencias están en manos de viudas y jubilados?

En el año 2007 interpuse una demanda en los juzgados de lo Contencioso-Administrativo y en el 2012 me dijeron que no tenía capacidad procesal para entrar en el pleito, porque era un asunto que atañía a los autónomos. Sin embargo, se llevó a cabo todo el procedimiento. Tengo conocimiento de que se elaboró un listado en el que se describía la situación en que se encontraba cada titular de licencia en la Seguridad Social y pude ver marcadas a unas diez personas que no estaban dadas de alta como autónomo en cada una de las páginas. Esa prueba no llegó a ser entregada en el Juzgado.

Imagino que le ha complacido que la Audiencia Provincial de Las Palmas hayas reabierto el caso contra los floteros que usted lleva denunciando desde 2007

Estoy encantada, porque no puede quedar impune algo tan flagrante como esto, incluso el flotero es una víctima también. Yo pensaba que esto no iba a salir para adelante, por el tiempo que había pasado y los comentarios que había en la calle. No se está actuando, hay un oficio de marzo de 2013, pero aquí sigue sin pasar nada y la Seguridad Social no ha hecho absolutamente nada, quizás porque tendría que desenmascararse alguien responsable y no quieren.

¿Se siente apoyada por el sector?

¿Alguien cree que si no me sintiera apoyada, seguiría adelante? Lo que pasa es que somos muy cobardes y yo puedo gritar, porque tengo una educación y una familia que me aporta lo que no estoy ganando. Cualquier padre de familia que tiene que pelear en la calle, le puedo asegurar que no puede hacer esto. Yo siempre he dicho que el 80% del apoyo mío es la ley y que el 20% restante es como la cuenta naranja, para gente inteligente. Tengo una asociación espiritual, yo tuve a siete personas en la junta directiva cuando se conformó y a todos nos echaron del taxi.

¿Hechas en falta más voces para denunciar la situación del taxi en la capital?

Echo en falta el reconocimiento de la Administración, que durante 15 años ha cometido una prevaricación omisiva, con o sin intención. Echo en falta la sensatez de reconocer algo y de enfrentarse al problema, que es grave. Lo que pasa es que aquí hay muchos intereses en juego. Yo tengo la transparencia de pelear y exigir, pero por lo visto esa exigencia tiene que ser judicial.

¿A cuanta gente representa ahora mismo como presidenta de los asalariados?

Creo que represento ahora mismo a casi al 50% de los asalariados. Cuando yo digo que todos los taxis tienen que estar en manos de un autónomo, algunos piensan que estoy quitando a los asalariados de en medio, pero no es así. El destino de la persona que empieza a trabajar en el taxi es ser titular, porque esto es un trabajo para personas que están en activo. Por lo tanto, cuando el dueño de una licencia se jubila, puede traspasar la misma. Las 800 licencias que están en manos de viudas y jubilados, en un acuerdo entre todas las partes involucradas, se deberían de poner a la venta al precio que marque el mercado. Hace años la viuda se llevaba la mitad de la venta de la licencia y el resto el 'flotero', con lo que manteníamos un mercado negro.

¿Qué opinas de la nueva Ordenanza Municipal del Taxi aprobada inicialmente por la Comisión de Pleno de Organización, Funcionamiento y Régimen General?

Es una basura, aunque también es verdad que hay cosas interesantes. No estoy de acuerdo con que una administración se olvide de su función de regular la parte administrativa y someta al sector, regulando lo que le compete a las asociaciones profesionales del mismo.

¿A qué se refiere?

Pues que, por ejemplo, desde siempre en el Reglamento viene recogido que el que autoriza o no a comer dentro del vehículo es el dueño del mismo, no el Ayuntamiento, como sí hace en esta ocasión. Veo que El Ayuntamiento está cogiendo un poder para poder manipular, transgredir libertades, apretar tuercas y seguir prevaricando omisivamente o, como mínimo, seguir manejando el tema del transporte en esta isla de forma ajena a la ley. Por otro lado, nos tienen a todos peleados en el sector.

¿Hechas en falta diálogo y consenso en la elaboración del Reglamento?

Este Reglamento no se ha hecho con consenso y, si se compara con otros del mismo tipo, resulta flojo, porque no regula lo que tiene que regular. Lo lógico sería regular la transmisión de las licencias, el tiempo, las causas, la capacidad, etc. Cuando tú dices, por ejemplo, que está terminantemente prohibido comer en el taxi, estás entrando en competencias que no te corresponden. Yo voy a presentar alegaciones.

¿Qué esperas del presente año?

Tranquilidad, honestidad y sobre todo sensatez. Espero que este tema quede zanjado, pero soy consciente de que se va a extender en el tiempo y voy a tener que pelear durante muchos años. Eso me da tristeza, porque no quiero gastar toda mi vida peleando, sino que alguien llegue, reúna a los jubilados, les diga que las cosas se han hecho mal y traspasen sus licencias para que el sector esté en manos de autónomos y así volver a empezar de cero.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha