eldiario.es

Menú

Empleo

- PUBLICIDAD -

La Consejería de Empleo del Gobierno canario presentó este viernes a los agentes sociales su voluntad de crear un plan que favorezca el acceso al empleo a los canarios, ya qye la falta de disponibilidad a la movilidad y los problemas de formación están haciendo que los residentes canarios tengan más dificultades para encontrar trabajo en determinados sectores, en pos del colectivo inmigrante.

El nivel de empleabilidad y la tasa de actividad de los extranjeros residentes en Canarias está cercano al 70% y el de los residentes canarios en el 55%. Este diferencial de quince puntos es el que quiere mejorar el Gobierno canario a través de, por ejemplo, medidas que incentiven fiscalmente a las empresas que contraten a los isleños.

Según el titular de Empleo e Industria, Jorge Rodríguez, el análisis global de los datos muestran que "hay segmentos en los que los canarios tienen más dificultades que los propios inmigrantes"para encontrar empleo", aunque no detalló cuáles ni en qué porcentaje porque, aseguró que uno de los puntos del plan que queremos establecer fija un análisis concreto de la situación.

"Estamos obligados a remover los obstáculos que están encontrando las personas que residen en Canarias desde hace cierto tiempo y que tienen dificultad ante otros inmigrantes que están llegando y que tienen más facilidad", declaró Rodríguez, tras la primera reunión del Consejo General de Empleo en la VII Legislatura celebrada este viernes.

En este análisis que ha acordado el Gobierno canario con los sindicatos y representantes empresariales cobra especial importancia el estudio de las causas que motivan esta diferencia entre ambos colectivos y de las que, en principio, se han apuntado dos: la falta de disponibilidad a la movilidad y la falta de formación.

MEDIDAS

El director general del Servicio Canario de Empleo, Alberto Génova, reconoció que una de las medidas que podría plantearse para "remover los obstáculos" que encuentran los canarios a la hora de acceder a un puesto de trabajo podría ser la ya anunciada por el presidente canario, Paulino Rivero, durante la precampaña y que consistiría en incentivar fiscalmente las contrataciones de los residentes.

Génova sostuvo que, de hecho, ya existen incentivos fiscales que imponen una residencia habitual, como en el caso de acceso a la vivienda, y a pesar de que la oposición ha criticado que esta medida podría ser inconstitucional, no ve razón para que no se pueda aplicar. "Que esos incentivos fiscales que ya existan puedan vincularse a una situación de residencia ¿Por qué no? ¿Por qué nos rasgamos las vestiduras? Yo creo que es lógico y entra dentro del orden natural de las cosas".

No obstante, Génova quiso dejar claro que, lejos de querer con estas medidas enfrentar a dos colectivos, lo que se pretende es corregir la situación "desfavorable" de uno de ellos al igual que se ha hecho en otros casos como los jóvenes, la mujer o los propios inmigrantes.

"Estamos hablando de un conjunto de medidas orientadas exclusivamente a remover los obstáculos que tiene ese colectivo, el problema no es de enfrentamiento entre colectivos, sino que todos los colectivos tengan las mismas oportunidades", concluyó.

En estos momentos Canarias cuenta aproximadamente con 840.500 empleados registrado en la Seguridad Social, 110.000 más que en 2002 y ha mejorado la tasa de empleo de los jóvenes y la mujer. La tasa de paro está situada en 9,7 por ciento y se habla de una bolsa de 100.000 personas que tienen dificultades para encontrar empleo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha