eldiario.es

Menú

El Papa pide que se elimine la pena de muerte

ROMA

Benedicto XVI ha pedido, durante su habitual audiencia de los miércoles, para que se promuevan "iniciativas políticas y legislativas" para "eliminar la pena de muerte" en el mundo, con ocasión del congreso 'No hay justicia sin vida', promovido por la Comunidad de San Egidio y que reúne a representantes de los Gobiernos de todo el mundo en Roma.

- PUBLICIDAD -

ROMA, 30 (EUROPA PRESS)

Benedicto XVI ha pedido, durante su habitual audiencia de los miércoles, para que se promuevan "iniciativas políticas y legislativas" para "eliminar la pena de muerte" en el mundo, con ocasión del congreso 'No hay justicia sin vida', promovido por la Comunidad de San Egidio y que reúne a representantes de los Gobiernos de todo el mundo en Roma.

En su saludo en inglés, el Papa ha recordado a los participantes del congreso que espera que "sus deliberaciones" permitan impulsar iniciativas para eliminar la pena de muerte y se continúe progresando en el derecho penal para equilibrar el respeto por "la dignidad humana de los presos con el mantenimiento efectivo del orden público".

En el Congreso convocado por la Comunidad de San Egidio participan los ministros de Justicia de varios países como Ruanda, Burundi, Ecuador, Eritrea, Italia, Francia o Benin. También participa el representante de Justicia del estado norteamericano de Illinois, el último estado de Estados Unidos que ha abolido la pena de muerte.

Además, para conmemorar el Día Mundial contra la Pena de Muerte se iluminará esta noche el monumento romano del Coliseo, a las 19,00 horas. Madrid y otras 1.300 ciudades del mundo se han adherido a esta iniciativa promovida por la Comunidad de San Egidio e iluminarán un monumento o edificio simbólico de cada ciudad para mostrar su rechazo contra esta práctica.

"TESTIGOS DE LA ORACIÓN"

Por otro lado, el Pontífice ha invitado a los católicos a ser "testigos de oración" en un mundo "muchas veces cerrado al horizonte divino", aunque ha recordado que la oración "no debe ser puntual, sino constante y llena de confianza", durante la audiencia celebrada en el Aula Pablo VI del Vaticano.

Ante más de 5.000 peregrinos de todo el mundo, el Pontífice ha recordado que el mundo está "muchas veces" cerrado "a la esperanza que trae el encuentro con Dios" y ha destacado que los cristianos "pueden ayudar a otros" a recorrer "la vía de la oración" y abrir así "ventanas hacia el Cielo de Dios".

En este sentido, ha declarado que la oración "es un don que debe ser acogido, una obra de Dios" que exige "un compromiso y una continuidad" por parte de los fieles.

Asimismo, ha subrayado que en el Evangelio "el contexto de la oración de Jesús se coloca siempre entre la tradición de su pueblo y la novedad de una relación personal única con Dios".

Según ha explicado, la oración en la vida de Jesús "irriga su vida, su existencia, sus relaciones, sus gestos y lo guía según el proyecto del amor del Padre" y ha recordado que después del Bautismo en el Jordán, Jesús "no inaugura su oración" con el Padre, sino que "continúa su relación constante y habitual con el Padre"."Es en esta unión íntima con Dios que Jesús cumple el cambio de la vida escondida de Nazareth a su ministerio público".

Así, el Pontífice ha recordado a los cristianos que "mirando la oración de Jesús debe surgir" en cada uno "una pregunta", que es "¿Cómo rezo? ¿Cuánto tiempo dedicamos a la relación con Dios? ¿Se hace una suficiente educación y formación en la oración?".

Finalmente, ha subrayado que la Exhortación Apostólica 'Verbum Domini' publicada hace un año, el Pontífice recordó "la importancia de la lectura orante de la Sagrada Escritura" ya que "escuchar, meditar y callarse ante el Señor que habla es un arte que se aprende practicándolo con constancia".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha