eldiario.es

Menú

Desactivada la alerta por el vertido de fuel en el Puerto de La Luz

El derrame de unos 5.000 litros se produjo en la madrugada del lunes y afectó a la superficie del mar próxima al litoral de Las Palmas de Gran Canaria, aunque desde un primer momento fue controlado y nunca se temió que llegara a la costa

El vertido se produjo por la rotura de una tubería de una galería del Muelle Grande

- PUBLICIDAD -
Imagen cedida por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Imagen cedida por el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

El Gobierno canario, a través de su Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad, ha desactivado el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias (PECMAR), que permanecía en fase de alerta por un vertido de fuel en el Puerto de La Luz y Las Palmas.

En un comunicado, el Ejecutivo regional especifica que esa decisión coincide con la bajada a nivel cero del Plan Interior Marítimo del Puerto de Las Palmas.

Asimismo, recuerda que el PECMAR fue activado el pasado lunes 26 de junio, en fase de Emergencia, tras producirse un derrame de combustible al mar en el Puerto de la Luz y de Las Palmas y la posibilidad de que parte de ese fuel llegase a la costa.

Una vez controlada la situación, el Gobierno canario lo rebajó a una fase preventiva de alerta, mientras culminaban los trabajos de recogida de la mancha.

El vertido de unos 5.000 litros de fuel se produjo en la madrugada del lunes y afectó a la superficie del mar próxima al litoral de Las Palmas de Gran Canaria, aunque desde un primer momento fue controlado y nunca se temió que llegara a la costa porque se encontraba disperso y era poco denso.

El subdirector del Puerto de Las Palmas, José Fernández, fue quien explicó que el vertido se produjo por la rotura de una tubería de una galería del Muelle Grande y que, de inmediato, la operadora Aegean Bunkering Combustibles detectó el incidente y cortó el suministro, aunque no pudo evitar que se escaparan unos 5.000 litros.

Una tercera parte del combustible derramado se quedó en la galería y se extrajo de allí sin problemas, otra parte se derramó y, como estaba cerca del muelle, la propia compañía lo pudo eliminar, pero el resto siguió en el mar.

Los medios de la Autoridad Portuaria de Las Palmas y de Salvamento Marítimo se emplearon en los días sucesivos a aspirar el vertido de unos 2.000 litros de fuel y realizaron técnicas de extracción y de dispersión en la lámina de agua de la bahía capitalina.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha