eldiario.es

Menú

Cinco detenidos por favorecer presuntamente la inmigración ilegal

Es el resultado de una investigación iniciada tras la llegada de dos pateras al Archipiélago

Uno de los detenidos era responsable de recaudar las cantidades que debían pagar los inmigrantes, entre 300 y 1.500 euros

- PUBLICIDAD -

El Cuerpo Nacional de Policía ha detenido a un total de cinco personas como presuntos autores de un delito de favorecimiento de la inmigración ilegal.

Al respecto, se indicó que uno de los detenidos, que tenía un "puesto ejecutivo" en la organización, era el responsable de contabilidad y recaudación de las cantidades que los inmigrantes debían abonar para acceder a las pateras, según informó la Policía Nacional en un comunicado.

Este es el resultado de la investigación que se inició después de que el 30 de diciembre de 2014 y el 13 de enero de 2015 llegaran dos pateras, una a la isla de Lanzarote y otra al sur de Gran Canaria, ambas procedentes de la costa del Sáhara Occidental, y en las que embarcaban un total de 64 inmigrantes (41 en la primera y 23 en la segunda), de ellos cuatro mujeres, y todos ellos de origen subsahariano, predominando nacionalidades de Guinea Conakry, Senegal, Congo y Costa de Marfil.

Respecto a la patera localizada el 30 de diciembre de 2014, se recibió aviso en las dependencias de Salvamento Marítimo indicando la existencia de una embarcación, tipo patera, en algún punto entre la zona de Boujador (Marruecos) y las islas orientales de Canarias. Posteriormente, se activó el protocolo de actuación para estos casos, y tras ser avistada por medios aéreos la patera, que era una embarcación neumática tipo zodiac de 8 metros de eslora, es interceptada y rescatada por la embarcación Salvamar Al Fair.

Seguidamente, recordó, se le trasladó a Puerto Naos en Arrecife (Lanzarote) donde los inmigrantes fueron asistidos por personal sanitario que comprobó que todos estaban en buen estado de salud, por los que se les trasladó a la Comisaría Local del Cuerpo Nacional de Policía de Arrecife. Finalmente, el Juzgado de Instrucción en Funciones de Guardia decretó el ingreso de los inmigrantes en el Centro de Internamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Primera Zodiac

Por su parte, a los agentes de Extranjería de la Jefatura Superior de Policía de Canarias les llamó la atención que era la primera embarcación de tipo neumática o zódiac que se interceptaba en las islas, de ahí que sospecharan de la posibilidad de que las organizaciones mafiosas que operan en la costa de Marruecos, fundamentalmente en El Aaiún, buscaban nuevos medios de introducir en Canarias clandestinamente a los inmigrantes.

Sin embargo, puntualizó, que este tipo de embarcación neumática, "mucho más rápida" que una patera de madera y fibra tradicional, "es a la vez más inestable e insegura", conllevando "mayor peligro" en alta mar, donde las condiciones meteorológicas en las fechas en las que se rescataron a los inmigrantes eran adversas.

Así, Una vez realizadas las gestiones de investigación oportunas se detuvo a dos de los ocupantes de la embarcación, de nacionalidad senegalesa, como responsables de la comisión de un delito de 'Favorecimiento de la Inmigración Ilegal', ya que presuntamente eran las personas encargadas de tripular y dirigir la embarcación, en connivencia con el grueso de la organización ubicada en el Sáhara Occidental.

También se detuvo a un tercer inmigrante, acusado además del delito de 'Organización Criminal', que se encontraba "camuflado" junto al resto de inmigrantes en el Centro de Internamiento de Extranjeros. Según la Policía, este detenido, integrante como los otros de la red de tráfico de inmigrantes, alcanzaba un puesto superior y directivo en la organización, ya que con la información recabada se presupone que su función principal, además de participar en la preparación de la salida de las pateras y otras de tipo logístico en África, era la de contabilidad y recaudación de las cantidades que los inmigrantes debían abonar para alcanzar una plaza en cada embarcación.

Pagaban de 300 a 1.500 euros

Para alcanzar las costas españolas, los importes que debían pagar los inmigrantes de estas dos pateras oscilaban entre los 300 y los 1.500 euros.

Posteriormente, y sin haber finalizado la investigación, el 13 de enero de 2015, llegó al sur de Gran Canaria una nueva embarcación, ocupada por 23 personas, por lo que los agentes adscritos a la UCRIF de la Jefatura Superior de Policía de Canarias, tras la realización de las gestiones de investigación pertinentes, detuvo a otras dos personas como presuntos autores de un delito de 'Favorecimiento de la Inmigración Ilegal', ambos también de origen senegalés, por su participación en la llegada de esta embarcación.

Así, tras tramitar la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Las Palmas los atestados correspondientes, todos los detenidos han sido puestos a disposición de los juzgados correspondientes, decretándose su ingreso en prisión. Ahora, los arrestados, se enfrentan a penas superiores a los cuatro años de prisión.

Por último, se recuerda el reproche penal que estas conductas tienen, en cuanto al riesgo vital que soportan los inmigrantes para acceder a España, ya que "es muy alto" por las circunstancias del viaje, a lo que se suma las "pésimas condiciones y el desprecio" hacia la dignidad personal de la red delictiva que organiza estas expediciones, que usualmente no ofrece a los inmigrantes ni chalecos salvavidas, ni alimentos ni bebida suficiente para afrontar dicha travesía.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha