eldiario.es

Menú

Menos ruido en los aeropuertos de Gran Canaria y Tenerife

AENA PROHIBE OPERAR A LOS AVIONES MUY RUIDOSOS

Pone en marcha un plan de acción medioambiental para reducir las emisiones acústicas y de CO2.

- PUBLICIDAD -

El Ministerio de Fomento, a través de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), ha puesto en marcha un plan de acción medioambiental para reducir las emisiones acústicas y de CO2 de las operaciones aeroportuarias. Entre las medidas, se encuentra la prohibición antes de fin de año de que los aviones ruidosos operen en el aeropuerto de Barcelona-El Prat, y a lo largo de 2010, en Málaga, Palma de Mallorca, Gran Canaria, Tenerife Sur, Valencia y Alicante.

Los aviones que estén en el límite del nivel acústico permitido no podrán operar. (CANARIAS AHORA)

Los aviones que estén en el límite del nivel acústico permitido no podrán operar. (CANARIAS AHORA)

Las aeronaves prohibidas son las denominadas "marginalmente conformes", por estar en el límite del nivel de ruido permitido, B747-200-300, DC 8-50/60, B727, Tupolev-154, Ilhusin IL-76 o A300/B2. Actualmente, ninguna aerolínea española dispone de estas aeronaves en su flota y tan sólo un uno por ciento de las compañías que operan en España disponen de este tipo de aviones. Esta prohibición ya es efectiva en el aeropuerto de Madrid-Barajas desde 2007 y se prevé aplicar en el resto de los 47 aeropuertos de la red.

La primera fase de este plan de acción medioambiental se llevará a cabo en 2010 y, según el sector, permitirá a las compañías aéreas un ahorro por combustible de entre 12 y 15 millones de euros al año.

En una rueda de prensa para presentar el plan, que cuenta con el apoyo del sector, el presidente de AENA, Juan Ignacio Lema, explicó que contempla un conjunto de medidas cuyo objetivo es reducir los efectos de esta actividad sobre el medio ambiente y sobre las poblaciones ubicadas en el entorno próximo de los aeropuertos.

Aparte de la prohibición de aeronaves ruidosas, el plan contempla otras actuaciones como la implantación de 'aproximaciones verdes' --maniobras de descenso continuo--; la introducción de maniobras de precisión en despegues; un sistema global de monitorado de ruido, al que podrá accederse desde la web de AENA, y la incorporación de vehículos eléctricos a la flota del aeropuerto de Madrid-Barajas.

La aplicación de estas medidas supondrá un ahorro anual de 25.000 toneladas en el consumo de combustible y una reducción de 75.000 toneladas al año en la emisión de CO2, o lo que es lo mismo, entre 100 y 160 kilogramos de combustible por vuelo y entre 300 y 489 kilos de emisiones de CO2 por operación. El sector calcula que sólo en ahorro de combustible las aerolíneas ahorrarán al año entre 12 y 15 millones de euros.

Con este objetivo, en el plazo de un año todos los aeropuertos españoles implantarán 'aproximaciones verdes' en horario nocturno para reducir el impacto entre cuatro y seis decibelios en las poblaciones situadas a más de 18 kilómetros de las pistas de aterrizaje.

Otra de las medidas es la realización de un estudio para la implantación de maniobras de precisión en despegues (P-RNAV) en los aeropuertos de mayor tráfico, así como el establecimiento de mecanismos que permitan asegurar el seguimiento con precisión de dichas rutas, evitando desviaciones que afectan negativamente a núcleos de población.

Dentro de este plan, AENA pondrá en marcha en 2010 un Sistema Global de Monitorado de Ruido y seguimiento de las sendas de vuelo de las aeronaves, al que podrá accederse desde la página web y que permitirá a cualquier ciudadano realizar un seguimiento de las trayectorias de las aeronaves y del nivel de ruido producido.

Vehículos eléctricos

Fomento incorporará el próximo año a la flota de vehículos del aeropuerto de Madrid-Barajas un número todavía no establecido de vehículos eléctricos e instalará una red cargadores rápidos para evaluar la viabilidad de su utilización en condiciones reales de operación.

Para ello, AENA está en contacto con Industria ante la posibilidad de acogerse a una subvención, así como con los fabricantes. La iniciativa, que podría extenderse en un futuro a otros aeropuertos, permitirá demostrar la viabilidad operativa de los vehículos eléctricos para servicios como 'handling' o traslado de maletas, tareas propias del 60 por ciento de la flota del aeropuerto madrileño.

La implantación de este plan cuenta con el apoyo del sector, presente en el Grupo de Alto Nivel para la compatibilidad de las operaciones aeroportuarias con el entorno, integrado por AENA, la Dirección General de Aviación Civil (DGAC), la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), la Asociación de Líneas Aéreas (ALA), la Asociación Española de Compañías Aéreas (AECA), la Asociación de Compañías Españolas de Transporte Aéreo (ACETA), el Colegio Oficial de Pilotos de la Aviación Comercial (COPAC) y los fabricantes Boeing y Airbus.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha