eldiario.es

Menú

Camps sigue aforado

E IMPUTADO, DE MOMENTO POR EL CASO DE LOS TRAJES; LUEGO YA SE VERÁ

Tras la dimisión de Francisco Camps este miércoles, Mariano Rajoy respira aliviado, aunque las huestes sociatas ya se estaban ocupando minutos después de rescatar todos los vídeos, audios, enlaces a webs y recortes de p

- PUBLICIDAD -

Tras la dimisión de Francisco Camps este miércoles, Mariano Rajoy respira aliviado, aunque las huestes sociatas ya se estaban ocupando minutos después de rescatar todos los vídeos, audios, enlaces a webs y recortes de periódicos en los que el presidente nacional del PP ponía la mano en el fuego por el dimitido presidente. Camps queda en el borde mismo del precipicio, pendiente del juicio con jurado que habrá de sentenciar si cohechó o no cohechó. Un juicio que se celebrará probablemente en otoño, en pleno furor electoral, y que Rajoy quería que Camps viviera alejado de los honores presidenciales, como si así se fuera a librar de la pesada carga de Gürtel, los trajes y las mentiras a porrillo soltadas hasta ahora de modo tan atolondrado. El acusado vestirá toga y subirá a estrados, que para eso es abogado en ejercicio, y podrá cometer incluso el error de defenderse para así poder interrogar a los testigos. Acudirá también como aforado, porque no le oímos decir en su comparecencia del No-Do que abandonara su condición de diputado en las cortes valencianas. Los demás acusados acudirán a ese mismo juicio con las mismas garantías, pero dos de ellos, Betoret y Campos, con la cara de gilipollas que se les quedó este miércoles al ver que se inmolaban y reconocían sus delitos y que Camps cambiaba a última hora de opinión.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha