Opinión y blogs

eldiario.es

Doña Marisa, golosa

LA CONSEJERA DE EMPLEO, CON LAS MANOS EN LA TARTA

Hay determinadas poses en la vida de un personaje público que deben ser totalmente desaconsejadas por los asesores de imagen y de comunicación. Por ejemplo, meter un dedo en una tarta y llevárselo a la boca puede resultar muy gracioso y hasta dese

- PUBLICIDAD -

Hay determinadas poses en la vida de un personaje público que deben ser totalmente desaconsejadas por los asesores de imagen y de comunicación. Por ejemplo, meter un dedo en una tarta y llevárselo a la boca puede resultar muy gracioso y hasta desenfadado, pero depende del contexto en que se haga. Ya de entrada, soplar las velas de una tarta para celebrar el décimo aniversario de algo tan poco romántico y entrañable como un servicio de creación de empresas sobrepasa lo original para entrar en el terreno de la extravagancia. Y si encima se distribuye la fotografía a todos los medios como si fuera la imagen de la jornada, con ese pedazo de Suárez Gil al lado con boquita de pitiminí, es para coger al jefe de prensa y darle un centrifugado urgente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha