Opinión y blogs

eldiario.es

Luego, la adjudicación directa

PIENSA MAL Y ACERTARÁS

Piensa mal y acertarás, dice el extraordinario refrán, tan aplicable a la Canarias de ahora. Es sabido que ante un concurso desierto lo que procede es la adjudicación directa. Y es entonces cuando entra José Manuel Soria y pronuncia la fórmula m

- PUBLICIDAD -

Piensa mal y acertarás, dice el extraordinario refrán, tan aplicable a la Canarias de ahora. Es sabido que ante un concurso desierto lo que procede es la adjudicación directa. Y es entonces cuando entra José Manuel Soria y pronuncia la fórmula mágica: una vez desierto, adjudicaré a quien pueda o quiera y en las condiciones que quiera o pueda. Pero los servicios jurídicos del Cabildo, que son muy suyos, han enmendado al presidente y le recuerdan lo obvio, que su Excelencia podrá adjudicar a algunos de los que concurrieron al concurso, pero en las condiciones del concurso. O sea, regresar a la aplicación de lo obvio y lo pacífico que era lo que imperaba hasta la llegada de señores tan visionarios, tan revolucionarios, tan amantes de las libertades y tan luchadores contra la vulgaridad.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha