eldiario.es

Menú

Sánchez-Simón: ''Que la autoridad se ejerza''

EL EX PRESIDENTE DE LOS PUERTOS OFRECE SU VERSIÓN SOBRE EL AVAL A SESTIBA

El expresidente de la Autoridad Porturia de Las Palmas, Javier Sánchez-Simón, que se confiesa "lector habitual" de CANARIAS AHORA, nos escribe raudo y veloz tras leer nuestros comentarios de ayer sobre la deuda de Sestiba y

- PUBLICIDAD -
Puerto de La Luz y Las Palmas.

Puerto de La Luz y Las Palmas.

El expresidente de la Autoridad Porturia de Las Palmas, Javier Sánchez-Simón, que se confiesa "lector habitual" de CANARIAS AHORA, nos escribe raudo y veloz tras leer nuestros comentarios de ayer sobre la deuda de Sestiba y los inquietantes avales prestados por el organismo. "El asunto es el siguiente: en el año 2009 la situación financiera de Sestiba era mala, por muchas razones, pero habia dos losas muy pesadas. La devolución de un aplazamiento a la Seguridad Social solicitado en el año 2005 (anterior a mi llegada, pero no importa) que con sus intereses y recargos ascendían a más de cinco millones de euros, y aplazamientos solicitados sucesivos a la AEAT por cuatro millones de euros. Se trataba de una deuda a corto plazo a la que difícilmente se podía hacer frente. El problema venía de antes, no se me ocurrió echarle culpas a nadie, sino afrontarlo. Me negé en redondo a que el capital público pusiera un euro, pero sí acepté facilitar la financiación de dicha deuda. El Consejo de Admisntración de la Autoridad Portuaria entendió esta situación y por unanimidad me autorizó a dar el famoso aval. Bien, dicho ésto, el aval estaba suficientemente cubierto, en tanto que, de un lado, si alguna vez el avalista tenía que hacer frente al pago de la deuda garantizada, tenía la acción de repetición contra el deudor principal, Código Civil, dixit. Pero además, con la actual legislación de Puertos, los accionistas de la actual SAGEP responden con su patrimonio personal de las deudas de esta sociedad, con lo cual no entiendo el problema. Creo que la Autoridad Portuaria debe ser Autoridad, y buen cobrador y no perdonar ninguna deuda, y menos utilizándome como excusa, ya que lo que yo hice fue precisamente impedir que con mis impuestos, y los de ustedes, se pagasen deudas privadas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha