eldiario.es

Menú

Se complican las cosas en Díez & Romeo

LA GUARDIA CIVIL IRRUMPE EN EL DESPACHO BUSCANDO UN COCHE

- PUBLICIDAD -
Romeo

Romeo

Vuelve a ser noticia el audaz despacho de abogados madrileño Díez & Romeo, famoso en Canarias tras el último concurso de licencias de radio del que ha salido con una acusación grave contra una de sus socias, Paula Romeo, por presuntamente falsificar un sello de Correos con el que presentar fuera de plazo 41 de las ofertas concursantes. Si hace unos días les asegurábamos aquí que el otro lado de la &, Jaime Rodríguez Díez, había visto archivada en Valencia la causa contra él, también por presunta falsificación, hoy estamos en disposición de asegurarles que la Audiencia Provincial ha ordenado su reapertura para que se aclare cómo es posible que en el concurso ad hoc en esa Comunidad Autónoma aparecieran las firmas de unos ingenieros que jamás habían trabajado para ellos. Como se ve, los señores Romeo and Díez no paran de apagar fuegos en los juzgados de lo Penal. Y también en algunos de lo Social, como ha pasado en el número 1 de esa jurisdicción en Móstoles. Demandados por el despido de un trabajador del bufete, el señor Rodríguez Díez pactó con el afectado el pago fraccionado de la indemnización correspondiente, plazos que dejó de cumplir cuando llegó el segundo. Ante tal postura, al parecer pertinaz y recalcitrante, el juez ordenó el embargo de un automóvil cuyo paradero no había manera de conocer para proceder a su ejecución. Así que, según relatan fuentes muy conocedoras de la causa, el viernes se constituyeron en el despacho de Díez & Romeo agentes del muy benemérito cuerpo de la Guardia Civil que, tras inmovilizar al encausado, le interrogaron muy cariñosamente hasta que relató en qué lugar de Madrid o sus alrededores se encuentra escondido el vehículo en cuestión. No estamos todavía seguros de en qué despacho de los lustrosos abogados se produjo esa irrupción policial: si en el de Díez & Romeo propiamente dicho, en el de Majadahonda (tras un salto por Boadilla del Monte) o si en el de la calle General Pardiñas, donde se encuentra un centro de negocios donde tiene su sede social la nueva empresa constituida justo después del concurso canario a través de la cual contratan desde entonces a sus empleados. No cuentan los becarios, que ésa es otra truculenta historia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha