eldiario.es

Menú

La falta de delicadeza del obispo Cases

LAPALABRA GRATITUD NO PARECE ESTAR EN SU VOCABULARIO FRECUENTE

No tenemos por norma criticar a la autoridad eclesiástica más allá de lo que tiene que ver con su inveterada costumbre por meterse donde nadie le llama y ponerse en contra de las libertades de la ciudadanía para ac

- PUBLICIDAD -
El obispo Francisco Cases.

El obispo Francisco Cases.

No tenemos por norma criticar a la autoridad eclesiástica más allá de lo que tiene que ver con su inveterada costumbre por meterse donde nadie le llama y ponerse en contra de las libertades de la ciudadanía para acabar abrazando las mismas tendencias políticas de la derechona. Y no recordamos habernos metido jamás con el obispo de la Diócesis de Canarias, Francisco Cases, por mucho que haya provocado situaciones enojosas con algunas de sus intervenciones públicas, mayormente en la muy mariana villa de Teror. Pero ya son demasiadas las críticas que llueven sobre la primera autoridad católica en la provincia de Las Palmas mayormente derivadas de su falta de delicadeza para todo aquello que tenga que ver con las aportaciones que le llegan por la banda izquierda. Por ejemplo, ha llamado la atención -incluso entre el personal de su propia empresa- que no se dignara formular un agradecimiento público al director, a los músicos o a los promotores de la recuperación de la Misa Pastorela de Maestro Valle, que constituyó un auténtico éxito en su estreno en la Catedral de Santa Ana. Pero, al parecer, es norma en este pastor de la Santa Madre Iglesia, que no debe pensar que, dependiendo de la procedencia de las acciones, merecen o no su reconocimiento. Dicho todo ello con la necesaria reverencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha