eldiario.es

Menú

El juez archiva la denuncia por el robo de autos en Unión sin aclarar si fueron o no sustraídos

"No procede que este instructor -dice el juez Valdés- haga valoraciones sobre la instrucción efectuada o las incidencias habidas en el denominado caso Unión"

- PUBLICIDAD -
El juez César Romero Pamparacuatro a la salida del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. Foto: Alejandro Ramos

El juez César Romero Pamparacuatro a la salida del Tribunal Superior de Justicia de Canarias. Foto: Alejandro Ramos

El juez Arturo Valdés, que instruye el caso de la denuncia del robo de autos de Unión interpuesta por el primer juez instructor de ese caso, César Romero Pamparacuatro, ha decidido archivar la denuncia porque considera que “los hechos objeto de denuncia no son constitutivos de infracción penal alguna”.

Considera que esto no era así cuando se denunciaron los hechos pero que hay varias circunstancias que han modificado la situación inicial y acreditan que no hay actuación delictiva.

El juez se basa en un informe de la Policía Científica, aportado al caso Unión, que garantiza que esos autos se elaboraron en la fecha en que se debían elaborar y no están manipulados y, sobre todo, en que el juez Pamparacuatro asumió en el Juzgado 5 de Arrecife el pasado mes de abril que el contenido de esos autos era el mismo que él redactó en los años 2009 y 2010.

“Teniendo en cuenta el informe pericial referenciado, la comparecencia de subsanación de 2015 (por parte de Pamparacuatro) y que los autos inicialmente dubitados ya constaban con la firma del secretario judicial y con la diligencia de notificación en su parte trasera resulta que no existe el más mínimo elemento que determine que los hechos denunciados por César Romero son constitutivos de infracción penal más allá de que en la primera comparecencia de 2014 no reconoció resoluciones judiciales que posteriormente asumió como propias”, señala el juez.

No obstante, Pamparacuatro, en su comparecencia solicitada por la actual juez instructora de Unión, Silvia Muñoz, hace un mes, no reconoció esas resoluciones judiciales, sino solamente el contenido de las mismas, por lo que el extravío, robo o desaparición de los autos originales, que no han aparecido, se sigue sin aclarar.

“No procede que este instructor -dice el juez Valdés- haga valoraciones sobre la instrucción efectuada o las incidencias habidas en el denominado caso Unión, sino únicamente determinar si los hechos investigados en las presentes diligencias revisten los caracteres de ilícito penal”, señala el juez en su auto de archivo.

Sigue leyendo esta información en Diario de Lanzarote.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha