eldiario.es

Menú

Canarias Ahora Deportes Canarias Ahora Deportes

La Asociación de la Prensa Deportiva denuncia que el protocolo del Tenerife es contrario a la LFP

La organización de prensa deportiva aboga porque los medios de comunicación y el club lleguen a un acuerdo que satisfaga a las dos partes

- PUBLICIDAD -
El secretario técnico del Tenerife, Alfonso Serrano, durante la rueda de prensa de presentación de Ismael Falcón

El secretario técnico del Tenerife, Alfonso Serrano, durante la rueda de prensa de presentación de Ismael Falcón CD Tenerife

La Asociación de la Prensa Deportiva de Tenerife (APDT) ha denunciado este sábado que el protocolo del CD Tenerife que rige su relación con los medios de comunicación "es contrario a los principios recogidos por la Liga de Fútbol Profesional en la guía práctica para jugadores y técnicos".

La organización de prensa deportiva ha emitido un comunicado en el que aboga porque los medios de comunicación y el CD Tenerife lleguen a un acuerdo que satisfaga a las dos partes y que redunde en beneficio de todos antes de llevar a la práctica el nuevo protocolo".

La APDT ha manifestado que apoya a los periodistas que habitualmente cubren la actualidad del conjunto blanquiazul en su "legítimo deseo de disponer del marco más propicio para desempeñar su trabajo diario".

La asociación ha lamentado que, "con independencia de la capacidad jurídica y estatutaria del club para establecer esta nueva línea de actuación con los medio, haya sido elaborado unilateralmente".

La APDT considera que la nueva normativa "contradice" el lema con el que se presentó a la reelección el consejo de administración de Miguel Concepción, "Un club más cercano", y su "promesa de brindar una mayor cercanía con los medios de comunicación".

El nuevo protocolo del CD Tenerife de relación con los medios de comunicación limita, entre otros puntos, las entrevistas a los futbolistas durante la temporada.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha