eldiario.es

Menú

La soberanía energética que representó El Electrón

A partir del abandono del Salto del Mulato, que lleva para los doce años sin funcionar, nunca antes la Isla había tenido un porcentaje tan alto de dependencia energética del exterior en sus 122 años de historia eléctrica.

- PUBLICIDAD -

Estos días de carnaval la plataforma por un nuevo modelo energético para La Palma ha realizado una visita a las instalaciones de la hidráulica de El Electrón en el barranco El Río que fue la primera central eléctrica de Canarias y la tercera de España, después de Barcelona y Madrid. En diciembre de 1893 se encendió la primera bombilla en Santa Cruz de La Palma y un año después le siguió La Orotava con esta tecnología. Y hasta el Salto del Mulato que se puso en marcha en 1955 hubo otras dos hidráulicas en Argual y Tazacorte que iniciaron su actividad en 1933. Es La Palma con el Salto del Mulato la única isla que ha mantenido una hidráulica hasta la actualidad, a pesar de que hace unos doce años que no funciona por una avería en la conducción de agua de acceso a la turbina y que no ha sido reparada, circunstancia que se ha unido al vencimiento de los cien años de concesión para el aprovechamiento de caudal de dominio público, encontrándose en trámite la nueva concesión.

Con el crecimiento de la demanda que se ha producido en las últimas décadas, es evidente que la Isla no posee caudales suficientes para atenderla, por lo tanto hay que planificar los aprovechamientos de otros recursos energéticos que hay en la Isla y que no están suficientemente aprovechados, en el sentido de ir reduciendo dependencia de recursos ajenos, lejos, contaminantes y caros.

Además de la dependencia del petróleo, cada vez más caro, se acabó la época del crudo fácil y barato, tenemos los déficit de los sistemas eléctricos insulares, 1.400 millones de euros al año, el de La Palma unos 62 m€/año y la insostenibilidad ambiental por la contaminación con los gases de efecto invernadero, un 90% de ellos procede de la generación de electricidad y de los combustibles fósiles del transporte.

La Px1NME de La Palma que apuesta por un cambio de modelo energético en la Isla basado en el ahorro y la eficiencia, en las renovables, mucho más baratas que las fósiles, de generación distribuida, a través del autoconsumo con balance neto, que es la única manera de acabar con la dependencia del petróleo, los gases de efecto invernadero y con el grave déficit del sistema eléctrico insular y, también, que no es poco, que la capacidad de decisión se vaya ubicando en cada usuario como gestor de su propia energía, es decir, que el poder del sector se vaya desplazando del monopolio, eléctricas más gobierno de turno, hacia los ciudadanos para ir acabando con la estafa del recibo de la luz. Eso significa construir soberanía energética, uso de energías primarias propias junto a la capacidad para elegir el modelo energético individual o colectivo.

Es en ese contexto donde la central hidráulica El Electrón de finales del siglo XIX que estuvo funcionando hasta la década de los cuarenta, es un símbolo de autosuficiencia energética que la PX1NME quiere recuperar 122 años después, como referente para la dirección que debe tomar hoy la alternativa que planteamos para hacer frente a los retos que tiene el sistema eléctrico palmero. Pues la Isla posee recursos energéticos propios para atender su demanda eléctrica; solar, eólica, hidráulica y geotermia, entre otras. Los estudios están hechos y un acuerdo institucional entre CC, PSC y PP que el Cabildo tomo en enero de 2007 por la autosuficiencia energética para la isla.

¿Cuál es el problema entonces?, pues que no es suficiente el acuerdo de la institución insular con la correspondiente foto y que fue publicitada en su momento en Alemania, si no va acompañado de voluntad y valentía política para afrontar la pugna que conlleva la confrontación con los intereses de los monopolios de Endesa y REE, porque el camino de la soberanía energética palmera significa el debilitamiento del monopolio. Y como estos partidos son los que se columpian en las puertas giratorias de los consejos de administración de las eléctricas no están dispuestos a romper complicidades millonarias.

Por otra parte, tengamos en cuenta que este sector mueve en la Isla, entre facturación y sobrecostes, una cantidad similar a la del subsector platanero, sobre los 90 millones de euros al año que la multinacional pública italiana Enel, propietaria del 92% de las acciones de Endesa, se lleva fuera de la Isla. Esta situación hay que reconducirla a través del nuevo marco que se va creando con la transición hacia el nuevo modelo energético, se avanza en la diversificación económica al mismo tiempo que genera riqueza y empleo local que buena falta que hace.

Y para terminar, una petición más al Cabildo y Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, la recuperación del patrimonio industrial que representa la hidráulica El Electrón y su entorno, más amplio de la cultura del agua, asociado al conjunto de molinos del barranco El Río que se suceden a lo largo del canal del agua del abasto hacia la capital de la Isla. Su proximidad al núcleo poblacional de Santa Cruz de La Palma ofrece una oportunidad para un sendero vinculado a un museo de sitio. Entendemos desde la Px1NME que sería una forma de enriquecer la oferta cultura del municipio y de la Isla.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha