eldiario.es

Menú

Canarias deja atrás uno de los cinco mayos más cálidos del último siglo

Las temperaturas medias se han situado entre 1,3 y 3 grados centígrados por encima de lo habitual en este periodo del año.

- PUBLICIDAD -
Imagen de los bordes de la Caldera en la primavera de 2014. Foto: ÁNGEL PALOMARES.

Imagen de los bordes de la Caldera en la primavera de 2014. Foto: ÁNGEL PALOMARES.

Las Islas Canarias acaban de dejar atrás uno de los cinco meses de mayo más cálidos del último siglo, con temperaturas medias entre 1,3 y 3 grados centígrados por encima de lo habitual en este periodo del año, según ha informado hoy la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De acuerdo con sus registros, este mes de mayo resultó "extremadamente cálido" con respecto a la media en el 40 % de Canarias, "muy cálido" en otro 40 % del archipiélago, "cálido" en un 15 % y "normal" solo en un 5 % del territorio.

Las temperaturas medias en las islas rondaron los 22-24 grados en la costa, los 14-18 en las medianías y los 6-14 en las zonas de montaña, lo que se corresponde con un ambiente "veraniego".

La anomalía térmica fue de 1,3 grados por encima de la media histórica del mes, si bien en altitudes superiores a los 2.000 metros se llegaron a superar los 3 grados de diferencia.

"Con todo lo anterior, no resulta extraño que este de 2017 se halle, junto con los de 2003, 2005, 2012 y 2015, entre los cinco meses de mayo más cálidos desde 1920", apunta el centro territorial de la Aemet en Canarias, en un comunicado.

Los datos de mayo incluyen además récords en varios puntos de las islas, con las temperaturas más altas para este mes del año medidas hasta la fecha en los aeropuertos de Gran Canaria (con referencias desde 1951), La Palma (1970) y Tenerife Sur (1981), y la segunda más elevada en el observatorio de Santa Cruz de Tenerife (1920).

Meteorología subraya que las temperaturas se situaron por encima de lo normal durante todo el mes, "siendo especialmente anómalas en el episodio cálido que va del día 10 al 19", lo que llevó a que entre los días 15 y 18 se midieran "temperaturas propias de finales de julio o de principios de agosto: máximas de más de 30º en altitudes comprendidas entre los cero y los 1.000 metros en la vertiente sureste de Gran Canaria, Fuerteventura, Lanzarote y Tenerife".

"En Araya (Candelaria, Tenerife), a 525 metros de altitud, la máxima llegó a 35,8° el día 17. Durante la noche, las mínimas no bajaron de 22°-23° en Pájara (Fuerteventura), San Sebastián de La Gomera, El Matorral (San Bartolomé de Tirajana, Gran Canaria) y Agüimes (Gran Canaria), poblaciones todas ellas entre 0 y 300 metros de altitud", relata.

De hecho, por su duración, "es el segundo episodio cálido más largo en un mes de mayo desde 2011, detrás del de 2012, que encadenó doce días consecutivos de temperaturas anómalamente altas".

En cuanto a las precipitaciones, el mes pasado fue un mayo "normal en líneas generales" en las Islas Canarias.

Las precipitaciones se concentraron en dos episodios, el primero de ellos el día 4, generado por un frente frío muy debilitado que dejó lluvias (4 litros por metro cuadrado) en el 50 % de las estaciones, que fueron más copiosas en las medianías (20 l/m2).

El segundo ocurrió el día 11, cuando llovió también en la mitad de las estaciones meteorológicas, aunque en poca cantidad (3 l/m2).

Sin embargo, en Lomo de Mena (Güímar, Tenerife), cayeron durante varias horas de la noche lluvias de intensidad casi torrencial.

En lo que va de año, la medida de precipitaciones en Canarias está un 26 % por debajo de lo normal. El déficit de lluvias es más acentuado en Tenerife, donde ha llovido un 39 % menos de lo esperado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha