CEAR afirma que los últimos naufragios de pateras muestran que "la desigualdad se cobra vidas"

Las Palmas de Gran Canaria
Un cayuco en Nuadibú (Mauritania).

1

Los últimos naufragios de pateras que se dirigían a Canarias tras partir de las cercanías de Dajla, en el Sahara, y Nuadibú, Mauritania, en los que han muerto 50 personas, y la desaparición de otras 63 que salieron hace 20 días de Tarfaya, confirman, según CEAR, que "la desigualdad se cobra vidas".

El coordinador de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado en Canarias, Juan Carlos Lorenzo, ha manifestado este viernes que para esta ONG "cualquier proyecto migratorio que se trunca en el mar es muy doloroso".

Este tipo de situaciones que acontecen a "personas que buscan nuevos horizontes vitales por sentirse perseguidas o por huir de la extrema pobreza" también confirman que la ruta Atlántica de los flujos migratorios que llegan a Canarias en su periplo hacia Europa "es la más peligrosa".

A juicio de Lorenzo, estos dramas humanitarios "nos colocan en nuestro sitio: en un mundo desigual en el que muchas vidas que buscan refugio están en riesgo".

Desgracias como éstas nos deben hacer ver que vivimos en "un mundo globalizado y vedado para el ejercicio de determinados derechos", ha referido Lorenzo en una conversación telefónica con Efe, en la que también ha aludido a los acontecimientos ocurridos hace dos días en el pago de Tunte, en las medianías del sur de Gran Canaria, a cuenta del traslado a su antigua residencia escolar de un grupo de inmigrantes llegados en patera a la isla.

Un centenar de vecinos de la capital del municipio de San Bartolomé de Tirajana llegó a montar barricadas en la calle para oponerse a este traslado de inmigrantes, quienes, previamente, habían pernoctado tres noches bajo carpas de la Cruz Roja en el muelle de Arguineguín a la espera de que se les asignara un recurso de acogida donde pasar la cuarentena obligatoria en el protocolo para la detección de la COVID-19.

Para Lorenzo, desgracias humanas como las que se han cobrado la vida en el mar del medio centenar de inmigrantes que viajaban en las dos pateras naufragadas en la ruta hacia Canarias "deben ayudar a comprender, para poder empatizar con ella, una realidad migratoria que tiene varias aristas".

Hechos como éstos también han de hacernos pensar, ha dicho, "si somos responsables de las cosas que pasan o de no limitar sus efectos". 

Sobre este blog

    Autores

Etiquetas
Publicado el
7 de agosto de 2020 - 13:36 h

Descubre nuestras apps

stats