La mejor versión de Haynes

Por fin llegó. Tras una semana muy larga lejos de Gran Canaria, los pupilos de Pedro Martínez han vuelto a reinventarse, tras caer apalizados en Rusia, supieron levantar la cabeza para asaltar el Pabellón de Pisuerga. Un espectacular Haynes fue básico en el triunfo, con un primer cuarto increíble en el que destrozó a la zaga pucelana desde el triple, donde el Granca tuvo un gran acierto. Después de un inicio malo en la liga, los grancanarios se sitúan a tan sólo una victoria de la Copa del Rey, a falta de cinco partidos para el fin de la primera vuelta.

Desde el principio, un eléctrico Haynes que con tres acciones muy rápidas y acertadas , además de la actuación del gran capitán, Sithapa Savané, con 4 puntos consecutivos establecía la primera ventaja clara del choque, 2-11. El norteamericano con pasaporte georgiano estaba más enchufado que nunca, yéndose hasta los 18 puntos en la primera manga. El recital de los amarillos iba a más con el paso de los minutos, donde robo tras robo ampliaban la renta, hasta que un triple de Nelson puso una máxima en el primer cuarto de quince puntos, 5-20.

La defensa pucelana permitía muchas facilidades a los hombres de Pedro, donde tras el tiempo muerto solicitado por Casimiro ajusto las ayudas para frenar el ímpetu grancanario. La comodidad en el electrónico dio tranquilidad para poder dar entrada incluso al canterano Fabio Santana. Haynes seguía imparable, sin duda, en su mejor partido desde que llegase a la entidad claretiana. Palacios siguió estirando la cuenta, 11-28, ante un Valladolid, que intentaba sobrevivir con los triples de Diego García y Martin.

La sangría continuaba aumentando, donde todos se encontraban en estado de gracia de cara al aro, sin levantar el pie del acelerador. El 16-37 del segundo cuarto reflejaba la mejoría en el tiro grancanario, volviendo a recuperar sus mejores números, que iban en aumento con el paso de los minutos. El Valladolid pareció tirar la toalla desde la primera mitad, teniendo casi imposible la gesta de la remontada. Haynes continuaba sumando desde todos sitios, sobre todo más allá de los 6´75, logrando más de la mitad de los puntos.

En la segunda parte, poco que ver tras un partido prácticamente decidido desde la primera manga, más cuando Beirán con un nuevo triple situó una nueva máxima en el marcador, 33-63, teniendo muy cerca la primera victoria como visitantes con una diferencia insalvable para los locales.

Con oficio, Valladolid se fue encaramando al partido, merced a un parcial de 13-1, donde Pedro Martínez tuvo que detener el choque hasta en dos ocasiones, para que no se le escapase la situación de las manos. De nuevo, el último parcial fue de los peor de los canarios, donde Rey y Bellas mantuvieron con sus canastas la diferencia en el marcador, que bajó hasta los quince, 60-75, pero que no fue suficiente para hacer peligrar la victoria, en un partido que Haynes desequilibró desde el minuto uno de partido.

Etiquetas
Publicado el
18 de diciembre de 2011 - 13:12 h

Descubre nuestras apps

stats