El Gobierno canario acuerda incrementar las ayudas a la ganadería para mitigar sus “difíciles circunstancias”

El presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la consejera de Agricultura, Alicia Vanoostende, durante una reunión con representantes del sector ganadero.

Más ayudas para la ganadería dedicada a la industria láctea en las Islas, que pasa “por unas circunstancias difíciles”, recordó el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, al término del encuentro con representantes del sector este 29 de junio. El incremento de los precios de la alimentación animal desde principios de 2021 ha imposibilitado a los productores cubrir sus costes en el Archipiélago, que ya atravesaban una situación delicada por la pandemia y el cierre de sus canales de venta. Para mitigar este escenario, que de alargarse en el tiempo conllevaría la disminución de cabezas de ganado, el Ejecutivo regional se ha comprometido a adelantar pagos y a incrementarlos.

La ganadería en Canarias no aguanta más sin soluciones inmediatas

La ganadería en Canarias no aguanta más sin soluciones inmediatas

En concreto, aumentar un 20% las ayudas al sector que recibe del Programa Comunitario de Apoyo a las Producciones Agrarias de Canarias (Posei), la compensación a las producción agrícolas y ganaderas de las Islas, que tiene como objetivo paliar la lejanía y las dificultades del Archipiélago en el sector primario y se concede anualmente. En la actualidad recibe unos 37,6 millones de euros, que se destinan tanto a los productores como a los industriales.

El Posei se nutre en su mayor parte de fondos europeos y otra parte adicional, de presupuestos estatales y regionales. El plátano es la excepción, pues recibe los 141,1 millones que le corresponden de forma íntegra de la UE, que le abona una mitad en enero y otra en junio. En el resto, que se nutre de la misma fuente pero abonado por el Gobierno central o autonómico, recibe todo de una vez y suele efectuarse el último día: el 30 de junio se paga lo correspondiente a la campaña del año anterior.

Esto se intentará cambiar y, al igual que con el plátano, se pretende conseguir que los ganaderos puedan cobrar una parte en diciembre o enero y otra en junio.

Además, se ha acordado incrementar las ayudas a abaratar la importación del alimento para animales. Esto se recoge en el Régimen Específico de Abastecimiento (REA), el mecanismo diseñado por la UE desde 1992 para garantizar el abastecimiento en las islas de productos que escasean o directamente no existen en el Archipiélago. En el caso del forraje o el pienso, las Islas dependen casi en un 100% del exterior, por lo que precisan de fondos para poder seguir adquiriéndolos en un contexto mundial al alza, fruto de la especulación y la guerra de Ucrania.

Para ello, Torres ha asegurado que solicitará estas acciones a la Comisión Europea antes de finalizar el mes de julio, de cara a poder aplicarlas en el Posei y el REA de 2023. “En julio cerramos el REA y el Posei; nos pondremos a trabajar para que sea un buen acuerdo para todos los sectores”, manifestó el presidente del Gobierno canario, quien también quiso recordar que durante 2022 se han abonado 16,4 millones para la ganadería.

Sin embargo, tal y como expuso el secretario general de COAG en las Islas, Rafael Hernández, ya la mayoría han cobrado y, después del mes en el que han recibido los fondos, su situación seguirá igual: sin poder cubrir los costes de producción. Por ello, volvió a insistir que “la clave” para que los productores puedan obtener rentabilidad por su trabajo es que se aumente el precio de la leche, como se acordó en la reunión anterior del pasado 2 de mayo.

A dicho encuentro, acudieron representantes de la cadena alimentaria de la leche y el queso en las islas, desde productores a industriales y supermercados. Entonces se anunció que no se subiría el precio del queso al consumidor y se incrementaría de forma paulatina el pago al ganadero para permitirle cubrir sus costes de producción, reduciendo los márgenes comerciales de la distribución. El objetivo que se fijó fue alcanzar los 60 céntimos por el litro de leche de vaca y entre 90 céntimos y un euro el de cabra y oveja.

Más de un mes después, a la cita volvieron a acudir el presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, y la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Ejecutivo regional, Alicia Vanoostende, junto a representantes del sector: Rafael Hernández, secretario general de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, Nicolás Nicolás Pérez, presidente de la cooperativa de Ganaderos de Gran Canaria, Eva Cano, de la Cabra Majorera, Theo Hernando Olmo, de la Asociación de Agricultores y Ganaderos de Canarias (Asaga-Asaja); Jorge Pelayo, secretario general de la Unión de Pequeños Agricultores (UPA); Eva del Carmen Cano Cabrera,de la Asociación de Criadores de Cabra Majorera; José Manuel Expósito Luis, de la Asociación de Ganaderos de Tenerife, Brenda Rodríguez, de la asociación de Jóvenes Ganaderos y Eva Muñoz Mejías, Afaracan.

Esta vez no acudieron representantes del sector industrial dedicado a la transformación de la leche en queso o los supermercados. Torres recordó que se han seguido manteniendo encuentros con los queseros y las superficies de venta: “Se ha subido ligeramente el precio de la leche, a 50 céntimos (vacuno), pero hay que caminar porque está aún lejos de las demandas de los ganaderos”, señaló. Desde la reunión de mayo, a penas se ha incrementado de dos a cuatro céntimos el precio. Hernández remarca que es cierto que el productor cobra 50 céntimos por el litro de leche de vaca actualmente, pero “debería percibir 0,62 euros” para cubrir sus costes. Mientras, en el caso del caprino-ovino, ronda lo 70 céntimos, igual de lejos aún del objetivo fijado de 0,90 euros.

Hernández explicó que en la reunión se acordó “seguir empujando para aumentar el pago a los productores”, pero mientras los industriales o los supermercados no reduzcan sus márgenes y lo apliquen y no se desarrollen mecanismos para aplicar la Ley de la Cadena Alimentaria, que impide vender por debajo del coste de producción, “el Gobierno canario solo puede sacar ayudas”. En este sentido, Hernández recordó que existen fórmulas, como la que se lleva a cabo para la papa en determinados supermercados “que hace que se respete el coste de producción”. Pero “para poder exigir, se debe desarrollar la Ley de la Cadena Alimentaria”, una acción que no se ha realizado porque “la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca va como va y está como está”, sugirió Hernández.

“La consejera pone excusas y su papel, junto a su equipo, deja mucho que desear” critica Hernández, quien a su vez ha agradecido “al presidente porque ha liderado esta situación, si no estaríamos peor”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats