El plátano recibe más del doble de ayudas del nuevo Posei comunitario que el resto de producciones agrarias y ganaderas

Dos agricultores en una plantación de plátanos.

No se tocará un solo solo euro del Programa de Opciones Específicas por el Alejamiento y la Insularidad (Posei) para Canarias. El pasado 27 de mayo, la Unión Europea (UE) acordó que las Islas seguirán recibiendo los 268,4 millones de euros que le corresponden cada año, desde 2021 hasta 2027. El sector primario del Archipiélago temía que se llevara a cabo la propuesta sugerida en 2018 por la Comisión Europea de recortar un 3,9% la ayuda ante el Brexit. Una merma de 70 millones de euros menos. La gravedad de esta acción llevó a organizaciones del sector, patronales, instituciones canarias y eurodiputados a hacer un frente común para evitar la perdida de unos fondos fundamentales para sostener la agricultura o la ganadería en un territorio con una superficie reducida para cultivar, difícil orografía, escasas lluvias o altamente dependiente de la importación de determinados productos.

Con la ratificación de Bruselas, el reparto se ha mantenido de forma similar a años anteriores: intactos los 141 millones de euros para el todopoderoso subsector platanero; 65,2 millones distribuidos entre las otras actividades agrarias y ganaderas, donde se establecieron algunos cambios respecto al año anterior. Y 62 millones para abaratar la importación de productos, la misma cifra que en 2020, pero con algunas variables respecto a la cantidad destinada a cada partida.

El Posei tiene como objetivos principales fomentar el autoabastecimiento de productos frescos, facilitar el acceso a otros mercados, el mantenimiento de las actividades agrarias tradicionales y también garantizar el suministro desde fuera de las Islas. Para ello, los fondos contemplan desde ayudas por hectárea para el plátano, la papa o las vides a subvenciones por la adquisición de animales para la producción ganadera, como vacas o cabras, y por su reproducción; también se recoge el respaldo económico a la comercialización de papas o tomates y miles de euros destinados a reducir los costes de la importación de forraje. 

Es el Gobierno de Canarias la institución convocante de las ayudas, que se otorgan en base a una serie de requisitos antes del 30 de junio del año siguiente a la campaña anterior. Por ejemplo, este año se perciben las cantidades previstas en el Posei de 2020. Y para el que ha sido ratificado por la UE para el presente curso, se deberá abonar antes del verano de 2022.

Entre las novedades de la nueva ficha financiera del Posei de 2021, que establece el listado de grupos beneficiarios y sus cantidades, destaca la supresión de una partida de 6,3 millones de euros destinada a la comercialización fuera de Canarias de frutas, como el tomate, hortalizas y plantas y flores. La ayuda se mantiene, pero de otra forma, y los fondos se distribuyen entre diferentes partidas. En su lugar, se creó una nueva acción para la readaptación a los mercados con el objetivo de paliar los efectos de la salida del Reino Unido de la UE.

En el caso del tomate, un cultivo muy mermado por los efectos de la plaga denominada ‘mancha negra’, cuenta con una partida específica para los productores que se dedican a la exportación, con 5,3 millones de euros. Además, debido al Brexit, la UE ha aceptado una modificación para que los fondos por hectárea se incrementen desde los 15.000 a los 24.000 euros, una medida celebrada en el sector, que demanda ayudas urgentes para paliar las pérdidas estimadas en 4.000 toneladas.

Los agricultores de tomate también pueden acceder a la ayuda de 21,5 millones de euros contemplada para la comercialización local de frutas, hortalizas, raíces y tubérculos alimenticios, así como flores y plantas no comestibles. Se trata de la partida con mayor presupuesto dentro de las actividades agrícolas, exceptuando el plátano, y que más ha aumentado respecto al año anterior (6,3 millones más). Las compensaciones para mantener cultivos de vides (3,7 millones), el embotellado de vino (231.000 euros) y su comercialización exterior (48.265 euros); las ayudas por hectárea de papa (6,1 millones) o los fondos destinados a los productores de Aloe Vera y Olivos (83.151 euros) continúa igual.

En cuanto a la cabaña ganadera, destaca un aumento de las ayudas para el sector vacuno hasta los 5 millones de euros, para el suministro de animales reproductores de razas isleñas (hasta los 2 millones de euros) y en la reposición de vacuno de leche con novillas nacidas en Canarias (500.000 euros). Por contra, desciende la aportación europea al consumo de carne fresca de cabras y ovejas de origen local, de 1,2 millones a 660.000 euros.

La otra pata del Posei: el REA 

El Régimen Específico y de Abastecimiento (REA) es otra de las medidas contempladas en el Posei que posibilita eximir del pago de tasas aduaneras a las empresas canarias que importen a terceros países y otorga una ayuda directa por cada tonelada que provenga de un país de la UE. El Gobierno de Canarias modifica y actualiza cada año un listado de los productos acogidos al REA, desde carnes a cebada o arroces. En dicho documento se recoge su cuantía y ayuda correspondiente, que nunca debe superar los 72,7 millones euros asignados, y tiene que ser ratificado por Madrid y Bruselas.

Para 2021, al igual que el año anterior, el REA suma 62 millones. Entre otras modificaciones respecto a 2020, destaca una reducción de los fondos destinados a la importación de carne de bovino, de quesos y de paja destinada a insumos. Durante los últimos años, muy poco a poco, la dotación del REA ha ido disminuyendo, lo que implica que parte de estos recursos se han ido trasladando a ayudas para el sector primario canario, siguiendo una de las principales demandas de organizaciones agrarias del Archipiélago: potenciar las producciones locales y reducir las ayudas a productos que compiten con alimentos de las Islas.

Fondos adicionales

Desde 2007, los 268,4 millones de euros que destina la UE al Posei canario se mantienen congelados. Ese año, Bruselas autorizó incluir una ficha adicional financiada por el Gobierno de España, casi en exclusiva, y Canarias, de la que excluye el plátano, que se financia exclusivamente con fondos comunitarios. En 2020, la cifra ascendió hasta los 293,4 millones de euros, con 16,3 millones para la producción vegetal y 8,6 millones para la animal. Y este año se prevén 28 millones de euros: 19,1 para agricultura y 9 para ganadería.

Se financian con los presupuestos generales, tanto estatales como autonómicos, por lo que tardan más en ser abonados, y se destinan a compensar los pagos que no pueden ser cubiertos por completo por el Posei de la UE. Estos fondos aportan la mayor parte de las ayudas destinadas a la la readaptación a los mercados, con casi 3 millones de euros. Principalmente, en la actividad agrícola, se distribuyen a apoyar a la comercialización de frutas, verduras y plantas no comestibles (7,1 millones), al cultivo de la papa (1,2 millones), las vides (3,6 millones) y el tomate de exportación (2 millones). En la ganadería, la mayor aportación se centra en el consumo de productos de leche de vaca de origen local, con 3,2 millones de euros, y a los productos lácteos procedentes de cabra y oveja de origen local. Además, la producción y comercialización de cochinilla se nutre exclusivamente de estos fondos adicionales.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats