Ley trans: la “trans-tienda”del patriarcado. Te hago un croquis


1

El Anteproyecto de Ley para la igualdad de las personas trans, que actualmente se encuentra en trámites consultivos hasta su votación definitiva en el Congreso de los Diputados, contiene trazas lesivas para las mujeres, para los derechos conseguidos y sobre todo para la integridad de los menores. No existe ni un solo derecho en lo que se refiere al colectivo LGTBI que no se recoja ya en otros decretos ley por la igualdad y la no discriminación. Considero que el texto es un panfleto ad hoc para la autodeterminación de género. La norma contiene modificación para la filiación de hijos en parejas de lesbianas no casadas. Es un movimiento muy inteligente: de este modo se ganan el apoyo de este colectivo a la norma.

Paso a desgranar el asunto. Del acrónimo LGTBIQ, la T ha hecho siempre referencia a los transexuales. La transexualidad existe en lo que los expertos psiquiatras y psicólogos denominan “disforia”, que es la incongruencia entre el sexo de nacimiento (que no asignado, nadie te asigna tu sexo al nacer) y el que la persona identifica para sí. La ley 3/2007 “para la igualdad efectiva entre hombre y mujeres” recoge para este trastorno o disfunción, que no enfermedad, el derecho al cambio registral de sexo y todo el tratamiento en la sanidad pública con unidades específicas para la transición física con garantías y seguimiento psicológico en todo el proceso, como en cualquier otro proceso médico, y para garantía legal. A esto es a lo que están llamando “patologización”.

Ahora vamos a la ciencia biológica, aquí nos vamos a reír. A raíz de la ideación de esta ley están los biólogos explicando que hay dos sexos: el macho y la hembra; el hombre y la mujer; xx y xy. Quien conozca otro sexo, por favor, que lo diga para nominarlo al Nobel. A lo que está fuera de la biología le están llamando “sexo fluido”. Fluyo entre uno y otro según el día, o no soy ni lo uno ni lo otro, y lo pongo en los formularios de trámites como opción porque en esta organización somos súper modernos. Sexo “no binario”, fuera de los cromosomas conocidos por la ciencia. Tela.

El género: es lo que las feministas queremos abolir para la igualdad, lo que nos tiene discriminadas y en desventaja social con respecto de los hombres. Son todos los roles que nos han adjudicado para cumplir con lo que la sociedad históricamente espera de nosotras y nos hace ciudadanas de segunda. Cuidar, limpiar y ser atractivas en todos los aspectos para los hombres. Es la raíz de la violencia de género. Es la raíz del machismo. Es la raíz de todas las violencias contra las mujeres. 

La Q y “lo trans”. La Q es un cuerpo teórico global neoliberal, llamado Queer, que basa su teoría en hacer desaparecer cualquier categorización en cuanto a orientación sexual y categorías sexuales. Con esto consiguen la confusión total de conceptos y categorizaciones que protegen jurídicamente a los sujetos y ordena el comportamiento a través de la norma social. Se han apropiado en su discurso de los términos “libertad”, “inclusión”, “diversidad” y “derechos” como bastiones para ni categorizar ni conceptualizar nada. Es una especie de “todo vale”, un totum revolutum.

Es lo que han hecho con el término “trans” en una absoluta maniobra torticera para relacionarlo con la transexualidad, cuando realmente es el “transgenerismo” o afianzamiento del género (remítanse al párrafo cuatro “el género”). A las mujeres se las respeta. Las mujeres no somos un sentimiento.

En cuanto a los derechos legislativamente conseguidos por y para las mujeres, existen leyes de discriminación positiva por algo, precisamente para conseguir la igualdad y ser protegidas ante la violencia de los hombres. Estas legislaciones se basan en las categorías por sexo hombre-mujer. Si se fluye en lo que uno quiere la categoría 'sexo' desaparece y, por tanto, invalida todas las leyes concernientes a la igualdad real de hombres y mujeres. Cómo voy a optar a pertenecer a un 50% de cuota de mujeres si viene un hombre y se dice mujer. Desde los inicios del movimiento Queer en España intentaron incluir a los discapacitados con el término “diversos funcionales”, les suena, ¿verdad? Bien, pues enseguida este colectivo dijo que nones, que a ellos no les quitaba nadie esa categoría porque de ello depende su identificación de cara a la asistencia y ayudas legales precisamente para que no sean discriminados.  

El trámite de cambio de sexo registral lo podrán hacer todos los menores de 18 años hasta los 16 por su cuenta, y por debajo de 16 con tutela legal. Esto abre la posibilidad a que se sometan a las terapias de conversión (que ellos dicen prohibir) sin aval ni acompañamiento psicológico, algo que los endocrinólogos recomiendan: el abordaje multidisciplinar para garantía de los pacientes porque las consecuencias son irreversibles. Los menores que manifiesten ser “trans” podrían tener su origen, según expertos, en otros trastornos como exclusión social, bullyng, maltrato o abuso sexual, teniendo como efecto el rechazo a su propio cuerpo. Se trata de descartar cualquier otro trastorno para diagnosticar la transexualidad.

El anteproyecto recoge, además, que: “Las pintadas o insultos con mensajes LGTBIfóbicos tendrán una sanción administrativa de 200 a 2.000 euros”. ¿Ley trans-mordaza? A todo aquel que es crítico con esta norma lo califican de tránsfobo, también les suena, ¿verdad? Por eso ustedes no se inmiscuyen, porque cuesta un trabajito entenderlo y no opinan para que nadie les califique de tránsfobos. Utilizan la frase hecha de “respeto a todas las opciones” sin saber siquiera qué están respetando. Equidistancia le llaman algunos, como si esto fuese una virtud. 

Ante esta regulación, imprecisa en la sanción administrativa, la Red de Psicología Casandra se pregunta en su cuenta de Twitter: “(...) mostramos nuestras inquietudes y preocupación por las ”terapias de conversión“. Cuando en consulta nos expresan dudas acerca de la transición y fomentamos esa reflexión en lugar de afirmar, ¿es objeto de multa e inhabilitación? Las posibles intervenciones psicológicas y actuaciones terapéuticas para ayudar a personas con dudas sobre su identidad están en tela de juicio con esta ley”.

Desde cuándo el movimiento feminista va en contra de los intereses de nadie. Nos han dejado solas (una vez más en la historia) para defender los derechos conseguidos y la integridad física y mental de los menores de nuestra sociedad. Todos los partidos políticos que han aprobado a nivel autonómico esta norma tendrán que responder cuando se empiecen a registrar los efectos nocivos (como ya está pasando en otros países de la UE) de esta decisión y más aún si esta ignominia sale adelante a nivel estatal. Tendrán que responder por poner la Q en sus eslóganes para conseguir votos. Los medios de comunicación están siendo cómplices copiando y pegando la información que les llega sin contrastar nada. Tendrán que justificar la bandera rosa y azul en la del arcoíris. Tendrán que explicar por qué la farmacéutica Bayer ha patrocinado el último orgullo trans en Ciudad de México. 

El feminismo como moneda de cambio, una vez más, o como cita la diputada socialista y presidenta de la Comisión de Igualdad de la Cámara Baja, Carmen Calvo: “El feminismo no es un cajón de sastre para que se le meta todo y lo aguante todo”. Hartas.

Este texto ha sido modificado de acuerdo con la autora porque en su versión original incluía expresiones que no cumplían las normas aplicadas por Canarias Ahora y elDiario.es a los artículos de opinión, algo por lo que pedimos disculpas. El texto, como todos los que figuran en la sección Canarias Opina, ha sido publicado en Canarias Ahora al margen de la redacción central de elDiario.es.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats