Sobre este blog

El blog de Carlos Sosa, director de Canarias Ahora

Un cargo deliberadamente gafado

El nombramiento de Elena Martín como secretaria general del Ayuntamiento de Arrecife no es más que la consolidación de una práctica diabólicamente asentada en el poder local cuando éste lo ocupa el núcleo duro de la corrupción presunta de la isla. La plaza no es nada apetecida por los funcionarios de carrera con opciones de ocuparla en propiedad mediante oposiciones, quizás por el olor a mierda que desprende. De hecho, los últimos años el puesto ha sido ejercido de modo interino por funcionarios municipales, como es el caso de la hija de Dimas que, miren por dónde, es la jefa de Contratación de la institución (¡qué descaro!) El último secretario de carrera que ejerció como tal en Arrecife es el también honorable imputado en causas penales Felipe Fernández Camero, también especializado en defender a los corruptos del gran club del latrocinio en que se ha convertido el PIL y sus alrededores. Camero, muy reconocido en todos los ambientes malolientes de la isla, fue destituido por el Ministerio de Administraciones Públicas por mezclar con demasiada naturalidad su cargo público con la pertenencia a empresas locales y muy galácticas.

Sobre este blog

El blog de Carlos Sosa, director de Canarias Ahora

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats