eldiario.es

9
Menú

La aspirante al suministro de gas a barcos advierte a Puertos de Las Palmas de que debe defender el interés general antes que a Endesa

Totisa Holdings recuerda a la Autoridad Portuaria la “posición dominante” en la generación y distribución de energía de sus competidores, también Disa-Enagás 

Expone las ventajas de su proyecto de almacenamiento y distribución de gas a buques ligado a una planta de 70 MW: ahorra costes y reduce la contaminación

- PUBLICIDAD -
Vista aérea del Puerto de La Luz y de Las Palmas

Vista aérea del Puerto de La Luz y de Las Palmas Autoridad Portuaria de Las Palmas

La pretensión de la Autoridad Portuaria de Las Palmas de dejar en un cajón el proyecto de suministro de gas a buques presentado en julio por Totisa Holdings, como pretende la líder del sector eléctrico Endesa, ha provocado la reacción de la compañía perteneciente a la canaria Hispania Petroleum, que advierte a Puertos que debe defender el interés general antes que el de las empresas que controlan en régimen de casi monopolio la generación y distribución de energía en las Islas. 

El consejo de administración de Puertos de Las Palmas abrió la posibilidad hace dos semanas de suprimir el actual procedimiento abierto, a raíz de la presentación del proyecto de almacenamiento y distribución para barcos bunkering de gas natural (GNL) e instalación de una regasificadora y planta de 70MW, cuyo trámite de competencia obligatorio fue ampliado de manera sorprendente e inhabitual para que pudiera presentarse a tiempo la multinacional italiana Endesa. 

Tras ese consejo de administración, en el que se rechazó el recurso de Totisa a la ampliación extraordinaria del trámite de competencia, su presidente, Juan José Cardona, y el director del Puerto, Salvador Capella, dejaron abierta la opción de anular este procedimiento y convocar un concurso nuevo, como quiere Endesa. 

“Sería lógico pensar que si se desiste del proyecto y se saca el mismo a concurso como solicitó la última empresa en incorporarse, esto es Endesa, no se están defendiendo los intereses generales de los grancanarios sino más bien los intereses particulares de compañías que tienen en la actualidad una posición dominante”.  Así de contundente se ha manifestado Totisa Holdings por medio de un comunicado oficial, en el que explica las ventajas y beneficios de su proyecto. 

“Desde Hispania Petroleum no sabemos a qué obedece este cambio tan radical en la actitud de la Autoridad Portuaria. Podemos entender que, tanto Endesa como el consorcio Disa-Enagás se opongan a nuestro proyecto, ya que hace peligrar la posición dominante que durante décadas han disfrutado en el mercado de Gran Canaria. Pero no podemos entender que los responsables de la Autoridad Portuaria no sean conscientes de que una vez analizado el proyecto [por los profesionales del Puerto] y siendo el mismo aceptado a trámite de competencia [por exceder de 2.500 metros cuadrados], no se puede desistir de éste sin causar daños y perjuicios a la compañía que tuvo la idea originaria y tomó la iniciativa presentando su solicitud de buena fe”, indica la nota, apuntando las acciones a emprender en el caso de anularse el trámite.

Y abunda sobre esos “daños y perjuicios que también se extienden a toda la comunidad portuaria que es la que está demandando el GNL y la electricidad a precios competitivos. Y por supuesto, daños y perjuicios a la posición más débil de la cadena de suministro, el consumidor, que no podrá beneficiarse finalmente de una energía más limpia y más barata que la que se le ofrece en la actualidad”, expone la mercantil del proyecto presentado en el Puerto de Las Palmas, ya en alerta, ante las declaraciones de Cardona y Capella, por si “la adjudicación motivada de la concesión al mejor proyecto presentado no se va a producir de forma inmediata y puede que no se produzca nunca”. 

Un proyecto gestado desde 2012 

En su comunicado, Totisa Holdings explica como ha llegado esta compañía canaria a presentar un proyecto de suministro de gas natural licuado a barcos, que será de obligado cumplimiento en la Unión Europea a partir de 2020, ligado a una planta de generación de electricidad de 70MW, el quid de la cuestión por la que Endesa, y Disa en alianza con Enagás, han puesto los ojos en contrarrestar la idea original. 

Hispania Petroleum, la mercantil matriz, es una compañía petrolera española de capital canario y con activos en el extranjero que lleva más de 30 años operando en el sector del crudo y el gas. En 2012 decidió apostar por la introducción del gas natural licuado y comenzaron a analizar posibilidades y emplazamientos, hasta dar con lo que la empresa considera el puerto ideal por su ubicación en el Atlántico Medio, el de Las Palmas dada su posición estratégica tricontinental. 

Sin embargo, los números no le cuadraban a la empresa para montar exclusivamente una planta de almacenamiento y suministro de gas (una “gasinera”, explican), dada la baja demanda actual de este combustible. Y para hacer viable una inversión de más de 100 millones de euros, sin capital público y con el apoyo del socio estratégico Vitol, el operador de energía independiente más grande del mundo, sus ingenieros dieron con la clave: incluir una planta eléctrica. 

Esa es la cuestión capital del proyecto, por el cual se han interesado los monopolistas de la energía en Canarias al ver que produciría energía eléctrica por su cuenta: el fallido proyecto de una planta de biomasa en el Puerto de La Luz de la empresa Ence, para generar energía procedente de la biomasa y volcarla a la red con unos 70 MW estimados, podía aprovecharse porque se habilitó en su día esa conexión a la red. 

De ahí que el proyecto de Totisa Holdings ofrezca, a su juicio, una serie de beneficios que rompen con el monopolio y control de precios que detentan las grandes operadoras en Canarias. Según sus estudios, instalar esa planta aumentará la competitividad del Puerto de Las Palmas. Se convertiría en el primer puerto del Atlántico Medio en ofrecer este combustible, obligatorio en Europa a partir de 2020. Y por eso figuraría así dentro de las grandes rutas marítimas. 

Del mismo modo, se produciría una reducción sensible de la polución ambiental en el puerto, gracias al cold ironing o suministro en frío. La compañía lo explica así: “Los buques, cuando están en el puerto necesitan tener encendidos los motores auxiliares para poder tener electricidad a bordo. Esto supone estar emitiendo gases contaminantes día y noche. El suministro de electricidad procedente de nuestra planta permitirá a los buques durante las más de 12.000 escalas que registra el Puerto al año, apagar sus motores auxiliares y en consecuencia reducir la emisión de ruidos y gases contaminantes (Co2)”. 

Además, la compañía apunta a la mejora de la operatividad de la red eléctrica de Gran Canaria, con la generación de electricidad mediante GNL: “Por la rápida puesta en marcha de sus motores, permite a nuestra planta conectarse más rápidamente que las plantas tradicionales de generación eléctrica que actualmente se encuentran en Gran Canaria y que están alimentadas por Fuel Oil”. 

La planta es una de las claves de todo el proyecto, ya que sirve tanto para financiar lo que es el almacenamiento puro y duro de GNL para barcos como para verter esa energía a la red, con el consiguiente beneficio general. También para Red Eléctrica, al “aprovechar de manera más eficiente la energía suministrada por las plantas eólicas y solares que funcionan en Gran Canaria, pues podrían ser usadas casi hasta que el molino se pare o el sol se ponga”. 

Del mismo modo, se produciría una reducción del precio de la electricidad, “tanto para las empresas que operan en el puerto como para los consumidores finales”. Para ello las empresas portuarias podrían contratar directamente la energía generada en el propio puerto a un precio más competitivo.

La nota explicativa de Totisa Holdings indica también que los supuestos riesgos técnicos y de operatividad filtrados a medios de comunicación locales cuestionan todo el trabajo de los profesionales de la propia Autoridad Portuaria. 

“Nada más lejos de la realidad. De hecho no podría ser así, ya que durante los trámites previos a la presentación del proyecto toda la documentación, tanto técnica como administrativa, fue analizada por los técnicos competentes de la Autoridad Portuaria. Durante este trámite el proyecto original hubo de adaptarse a las modificaciones propuestas por dichos técnicos condición sine qua non para poder pasar así al llamado trámite de competencia”. 

Ese es el trámite que ahora la Autoridad Portuaria se plantea anular para empezar de cero un concurso nuevo, y con otras características técnicas diferentes a las actuales, tal y como quiere Endesa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha