La portada de mañana
Acceder
La vacunación infantil avanza desigual, del 30% en Baleares al 80% de Galicia
La tensión con Rusia resucita a una OTAN en crisis existencial
Análisis - 'La hora de la verdad para Laura Borràs', por Neus Tomàs

Un proyecto de investigación de la Universidad de Granada pone el punto de mira sobre la arquitectura de Seima

Casas de Contreras, San Sebastián

Tres investigadores de la Universidad de Granada han presentado un proyecto de investigación sobre la arquitectura rural del sur de La Gomera, poniendo especial énfasis en la zona de Seima, uno de los principales núcleos patrimoniales de la comarca.

El estudio, cuyo título es Reflexiones: Seima, la actualidad de la olvidada arquitectura rural en la isla de La Gomera, está firmado por tres investigadores de la UGR: Sendy Hernández, María Lourdes Gutiérrez y Miguel Ángel Fernández.

Este proyecto de investigación tiene como objetivo poner en valor el patrimonio arquitectónico del sur de la Isla y es el comienzo de un trabajo más profundo y extenso que, según los autores, tiene como último fin elaborar un catálogo de la arquitectura rural de la comarca meridional de La Gomera.

El trabajo comienza analizando la situación geográfica del lugar situando los núcleos de Morales, Tacalcuse y Contreras como los más representativos a nivel arquitectónico. Junto a ello, este estudio analiza las particularidades constructivas de la zona, donde destacan “las viviendas familiares, graneros y construcciones anexas para el ganado y útiles de cultivo”, poniendo como ejemplo la edificación de dos plantas de Contreras, una de las más particulares de la zona.

Los investigadores visibilizan la falta de revestimiento en las fachadas así como el color “como ocurre en los núcleos pesqueros y capitalinos de la Isla, ya que el acceso a la zona dificultaba la labor en el transporte de materiales de construcción”, destacando la funcionalidad de los materiales y accesibilidad como características principales de estas viviendas.

Por otro lado ponen el énfasis en la construcción de los muros de piedra basáltica apilada sin mortero así como en la pérdida de las cubiertas por el paso del tiempo, siendo la teja árabe la más utilizada en la zona de Seima.

El estudio busca recuperar y revalorizar el patrimonio arquitectónico rural de los enclaves despoblados para así “difundir su existencia y su protección”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats