Piden cláusula específica para el suelo turístico

El Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane solicita "la supresión del estándar de densidad en suelos turísticos consolidados", según informa el Consostorio en un comunicado. "Si el Gobierno de Canarias no acepta la exención de los 60 metros cuadrado por plaza alojativa en el suelo urbano turístico de Puerto de Naos, no podremos conceder licencias para construir nuevos complejos turísticos ni legalizar los apartamentos existentes para que obtengan la clasificación de alojamiento turístico", así de contundente se ha mostrado el concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, Antonio Rocha Quintero, en la sesión ordinaria celebrada este jueves, a la hora de defender una moción en la que insta al Cabildo de La Palma a mediar frente al Gobierno de Canarias para que tenga en cuenta las singularidades del suelo turístico de la Isla.

Rocha Quintero recordó que la ley ya contempla la exención en suelos urbanos residenciales y pidió al Cabildo que, aprovechando que el Proyecto de Ley de Renovación y Modernización Turística de Canarias está en trámite parlamentario, se incorpore como punto a tratar en la comisión una cláusula específica para la Isla en virtud de la cual se puedan modificar los estándares de densidad aplicables al suelo urbano turístico consolidado.

Según el edil "la modificación permitiría que en las parcelas residuales que existen actualmente en el suelo urbano consolidado turístico, como es el caso de Puerto de Naos o Breña Baja, se puedan edificar nuevos complejos turísticos, colmatando la trama urbana y generando inversión para el municipio y la Isla" y añadió "que de forma paralela facilita a los propietarios de los alojamientos pendientes de regulación, la posibilidad de obtener la calificación turística necesaria para su correcta explotación".

El concejal de Urbanismo defendió que La Palma tiene una situación particular en el contexto regional suficiente como para tener en cuenta la propuesta presentada por la corporación municipal. Respecto a Puerto de Naos defendió que, a diferencia de otros núcleos turísticos consolidados, nace a partir de un asentamiento preexistente que se usaba como residencia de verano o de turismo de temporada, por lo que su morfología y estructura de propiedad no responden a los característicos de zonas hoteleras con solares dimensionados para poder aplicar los estándares turísticos de densidad de parcela.

De forma paralela, el edil recordó que la ley actual no permite que más del 30% del suelo de los núcleos turísticos urbanos se destine a uso residencial, porcentaje que Puerto de Naos ya supera por lo que sería inviable conceder nuevas licencias para uso residencial. Una situación que a juicio de Rocha Quintero "condena" a los propietarios de las parcelas, a abonar "una contribución urbana por terrenos que jamás podrán edificar porque no se ajustan a los condicionantes contemplados en la normativa actual" por lo que "si realmente queremos cambiar un problema histórico de esta magnitud y generar oportunidades para nuestra Isla y, en particular, para nuestro municipio este es el momento de cambiar las cosas y quienes gobernamos estamos en disposición de hacerlo".

Etiquetas
Publicado el
28 de febrero de 2013 - 17:53 h

Descubre nuestras apps

stats