“Pretendemos que el producto local sea consumido por las 82.000 personas que viven en La Palma”

José Adrián Hernández Montoya es vicepresidente del Cabildo y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca.

0

El vicepresidente del Cabildo de La Palma y consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, el socialista José Adrián Hernández, en una entrevista con este digital, asegura que el objetivo en el sector primario es que “el producto local sea consumido por las 82.000 personas que vivimos en la Isla”. “Queremos transmitir al consumidor que lo que viene de fuera no es mejor que lo que producimos en La Palma”, dice. Considera que el sector “se ha adaptado a las circunstancias” generadas por la pandemia y “ha hecho ventas incluso a domicilio”. Apuesta por pasar de la producción convencional a ecológica, incluido el plátano, porque, subraya, “es lo que demanda el mercado”, y por “un consumo eficiente del agua”. 

¿Cómo ha vivido este año de pandemia al frente de la Vicepresidencia del Cabildo y de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca? 

-Con mucha preocupación, evidentemente, es la peor crisis de nuestra historia reciente, y, por lo tanto, desde el Cabildo hemos actuado, sobre todo en la parte social y sociosanitaria (Hospital de Dolores, residencias etc.,) intentando que no hubiera casos de COVID y ayudando también a todos los sectores económicos, en este caso también a las pymes y autónomos con 3.200.000 euros, y todas las líneas de ayuda sobre todo a los ayuntamientos de la Isla. Esto es lo que nos ha tocado vivir y que vamos a seguir sufriendo y padeciendo durante los próximos meses del entrante año 2021. Esperamos que ya para el verano tengamos la inmunidad de grupo que nos permita volver a la nueva normalidad. 

¿Cuáles son los efectos de la crisis generada por la COVID en el sector primario de La Palma? 

En los meses de marzo a junio, con el confinamiento, hubo evidentemente una bajada de las ventas de todos los productos del sector primario por el cierre que sufrimos (sector turístico, restauración etc.), pero creo que el propio sector primario se ha adaptado a las circunstancias, ha hecho incluso venta a domicilio. En mayo y junio también se vendió en los mercadillos. Creo que se ha adaptado bien el sector primario, pero, evidentemente, sí ha sufrido una bajada de las ventas de los productos de La Palma. 

¿Qué apoyo ha recibido del Cabildo para hacer frente a esta situación inédita? 

Desde el Cabildo, en la parte del sector primario, hemos tenido tres líneas extraordinarias de ayudas motivadas por la Covid. Una al caprino y al ovino, otra al vacuno, porcino y cunícola, y una tercera a flor cortada y proteas. También hemos destinado subvenciones a la apicultura y cofradías de pescadores. En total, 1.100.000 euros. Las ayudas extraordinarias fueron 600.000 euros y las ordinarias, convocadas todos los años por concurrencia competitiva, unos 500.000 euros. 

¿Y cómo ve el futuro del sector en este contexto? ¿se prevé un incremento de ventas del producto local? 

Nosotros, como objetivo de legislatura, junto con el Gobierno de Canarias, en el sector primario estamos intentando conseguir la máxima soberanía alimentaria. Es decir, que el producto local sea consumido por las 82.000 personas que vivimos en La Palma. El consumo del producto local con las promociones que estamos haciendo está aumentando y estamos también promocionando la agricultura ecológica a través de cursos de formación, intentando que la producción convencional que se hace de todos los productos, incluido el plátano, pase a una producción ecológica que es lo que nos demanda el mercado. 

¿Entonces, el consumidor está respondiendo a las campañas de promoción de los productos de la Isla? 

Sí, llevamos unos meses haciendo una campaña de producto local, que se ha reforzado en Navidad, con el lema Nuestros productos no los cambiamos por nada. Lo que queremos transmitir es que lo que viene de fuera no es mejor que lo que producimos en La Palma. Tenemos un producto de calidad a un precio competitivo, y es un producto fresco. Es muy importante que el consumidor, con esas tres características, consuma lo nuestro para intentar que tengamos una economía circular que nos beneficia a todos, a los consumidores, que consumen fresco y de calidad, y al productor, porque ese dinero se queda en la Isla. 

¿Cuál es su propuesta para hacer frente a la sequía? 

En primer lugar, poner más agua en el sistema, estamos intentando hacerlo a través de los pozos que ya se han puesto en funcionamiento y otros que lo harán en el futuro, como el de Izcagua en Puntagorda. En segundo lugar, mejorar la red de transporte para que no haya pérdidas en los canales, sobre todo en el LP-1, de Barlovento a Fuencaliente. En tercer lugar, mejorar la capacidad de almacenamiento de agua en invierno para ponerla a disposición de los agricultores en verano.  Tenemos el caso de la balsa de Vicario, que si todo va bien se terminará a finales del próximo año 2021, y como cuarta propuesta, ser más eficiente en el consumo del agua, sobre todo en la platanera, porque el sector primario consume un 85% del consumo total de la Isla. Creo que este año ha sido importante porque desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo se han establecido las recomendaciones de riego para que los agricultores tengan esa referencia y no gasten más agua de la necesaria para el crecimiento vegetativo de la planta. 

¿Qué valoración hace del presupuesto de su consejería para el 2021? 

Tenemos un presupuesto de 4.900.000 euros, incluyendo el Matadero Insular, que podemos completar con el remanente, cuando hagamos la liquidación del presupuesto de 2020 allá por el mes de marzo y se puedan incrementar partidas de todas las áreas y también de agricultura. Yo destacaría dos inversiones importantes para 2021 de una subvención que hemos recibido de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias para la Central Hortofrutícola 240.000 euros, destinada a su reordenación interna, después de haber invertido ya este año 700.000 euros en el techado, en lo que es la cubierta, y haber comprado una enmalladora que también nos permite el enmallado de papas y naranjas para adaptarnos al mercado. El consumidor lo que quiere es coger esa malla en el supermercado con tres o cinco kilos de papas o de cebollas o de naranjas, que es lo que enmallamos en la central. Por lo tanto, es nuestra prioridad seguir mejorando las condiciones de la Central Hortofrutícola. En el Matadero Insular, para mejorar las instalaciones y el equipamiento, vamos a invertir unos 159.000 euros. 

¿El pacto PP-PSOE en el Cabildo es sólido? 

Sí, mi valoración en positiva. Creo que los consejeros y consejeras están haciendo un buen trabajo al frente de sus respectivas áreas, que redunda en lo que es la buena gestión de la institución con unas premisas muy importantes para mí como son la seriedad, la responsabilidad y la transparencia en la gestión.

Etiquetas
Publicado el
23 de diciembre de 2020 - 21:06 h

Descubre nuestras apps

stats