La portada de mañana
Acceder
El reconocimiento de Palestina mete presión a la UE y solivianta a Israel
El PP centra las acusaciones sobre Begoña Gómez en Sánchez y su comparecencia
Opinión - No basta con decir que la extrema derecha da miedo. Por Neus Tomàs

La erupción de La Palma acapara el 25% de los daños por catástrofes en España

Imagen de archivo de viviendas en zona La Laguna (Llanos de Aridane)  afectadfas por las coladas del últimos volcán en Cumbre Vieja.

Efe

0

Los daños provocados por la erupción de La Palma representan casi la cuarta parte de los 3.600 millones de euros de pérdidas que España tuvo que afrontar en 2021 por catástrofes naturales, según el barómetro anual de la fundación Aon.

La cifra se ha calculado sumando los impactos en bienes, el PIB directo e indirecto y el impacto en las infraestructuras críticas. De la cantidad total, dos tercios, 2.320 millones, corresponden a bienes que estaban asegurados.

La borrasca Filomena, la erupción de La Palma, las heladas, las DANAS, los fenómenos de pedrisco y lluvia, de viento y golpe de calor y las inundaciones provocaron pérdidas materiales valoradas en 1.300 millones (41 % aseguradas), mientras que las empresas españolas dejaron de facturar 3.292 millones de euros, de ellos 1.492 de manera directa en el sector agrícola y agroalimentario.

A esto se suma un impacto económico en las infraestructuras críticas estimado en 522 millones de euros.

Los 2.320 millones de indemnizaciones que se derivaron de estos fenómenos extremos representan un 63 % más que en 2020 y un 29 % más que 2019.

Casi la mitad de estas indemnizaciones fueron abonadas por un seguro privado, un 35 % por Agroseguro, el 25 % por el Consorcio de Compensación de Seguros y el 1 % por Protección Civil.

Impacto de la erupción

El principal incremento de los costes respecto a 2020 se explica por el impacto de la erupción volcánica en La Palma, que aglutinó casi uno de cada cuatro euros indemnizados, ha señalado la consultora de Analistas Financieros Internacionales Verónica López, miembro del comité científico que ha elaborado el informe.

No obstante, las lluvias, las inundaciones y el pedrisco tardío acapararon el 58 % de las indemnizaciones.

Por territorios, el 25 % de las indemnizaciones se abonaron en las Islas Canarias, debido al volcán, pero también por los golpes de calor, seguida de Castilla-La Mancha (12 %), aunque fue Navarra donde se generó el coste per cápita más elevado del país, con 124 euros por habitante, un 17 % más que el impacto del volcán en Canarias.

Respecto a los 1.300 euros de pérdidas materiales, el estudio señala que el 62 % afectaron a viviendas y el 19 % a comercios y almacenes.

Canarias fue la comunidad más afectada en 2021, con un 41 % de los daños, seguida de Andalucía (15 %) y Navarra (13 %).

En cuento al impacto en rentas, las catástrofes naturales provocaron que las empresas españolas dejaran de ingresar 1.492 millones de manera directa, el 99 % de ellas concentradas en el sector agrícola y ganadero.

Los datos sitúan a la lluvia y las inundaciones como el origen de la mayor parte de estas pérdidas, seguidas por las heladas y el viento.

Alrededor de la mitad de la pérdida de la actividad económica se concentró en Castilla-La Mancha (23 %), la Comunidad Valenciana (15 %) y Aragón (12 %), mientras que en coste per cápita la región más afectada fue La Rioja, donde las inundaciones sufridas en otoño provocaron pérdidas empresariales de 70 euros por habitante.

La caída de la facturación de las empresas directamente afectadas se estima en 492 millones, mientras que las empresas que suministraban productos y servicios a éstas vieron contraer sus ventas en 1.243 millones de euros adicionales.

Ambos impactos, directo e indirecto, repercutieron sobre los salarios y el consumo, lo que se traduce en una nueva contracción de 478 millones sobre una serie de empresas, ha explicado Verónica López.

Esta ha señalado que en términos agregados las catástrofes generaron una caída de la facturación total cercana a los 3.200 millones, con la mitad de estas pérdidas compensadas por el consorcio de compensaciones y Agroseguro.

De este modo el impacto negativo en el PIB ascendió a 1.126 millones de impacto no cubierto, equivalente al 0,1 % del PIB español de 2021; una contracción económica que se traduce en una pérdida de unos 23.000 puestos de trabajo, la mitad en empresas auxiliares.

Respecto a las infraestructuras críticas (522 millones de impacto), la profesora titular de la Escuela de Ingeniería Tecnum-Universidad de Navarra Leire Labaka ha destacado que Filomena fue el fenómeno que afectó a más de ellas, aunque el pedrisco y las lluvias de mayo fue lo que mayor impacto económico generó.

El sector de la alimentación fue el más afectado, seguido por el transporte, salud, energía y agua.

Etiquetas
stats