Kiko Acosta: “La carretera Las Norias-La Laguna está dando mucho trabajo a las empresas de La Palma”

El volcán ha supuesto una tragedia desgarradora para unos y una oportunidad para otros con las labores de reconstrucción. El empresario Francisco Acosta Martín, conocido por Kiko, propietario de Roturaciones Amagar, una empresa con sede en Tijarafe dedicada a excavaciones, transporte y construcciones, participa en la ejecución de la carretera que cruza las coladas entre Las Norias y La Laguna, en Los Llanos de Aridane, un proyecto sin precedentes que se está desarrollando bajo condiciones muy adversas generadas por la erupción. “Hay mucho trabajo ahora mismo, he tenido que comprar varias máquinas porque tengo que sustituir alguna”, ha asegurado a este periódico Kiko, que da empleo a cerca de 150 personas y que reconoce que “nunca, nunca, nunca, se me pasó por la imaginación que iba a tener que construir una carretera sobre la lava de un volcán”.

La mayor dificultad con la que se ha encontrado este empresario en la referida vía, de 3,5 kilómetros de longitud, es “el calor y la dureza de las coladas que estropean las máquinas hasta cuatro veces más que un terreno normal; los cucharones de las palas se han puesto al rojo vivo y los dientes se rompen, por lo que he tenido que renovar maquinaria”, explica el dueño de Roturaciones Amagar, que también ejecuta el tramo Las Norias-Tazacorte y la mejora de la carretera de Tijarafe.

“Tenemos mucho empleo para el empresariado local, no han venido empresas de fuera y eso es lo mejor que han hecho lo políticos; es una medida muy positiva, que valoro, tanto del presidente del Cabildo (Mariano Zapata) como del vicepresidente y consejero de Infraestructuras (Borja Perdomo), que siempre nos dijo que iba a contar con nosotros y ha cumplido su promesa”, resalta, y añade que “estamos muy contentos y trabajando a gusto”.

Kiko se muestra orgulloso de la rapidez con la que se ha actuado y hace comparaciones con otros lugares que han vivido también erupciones volcánicas. “En Hawái dice que había que esperar cuatro años para poder trabajar en las coladas y nosotros en La Palma enseguida le metimos mano”.

“La carretera de La Laguna a Las Norias es muy necesaria, porque sin esa vía la gente que quería ir a Las Manchas, El Remo y toda esa zona, tenía que dar una vuelta terrible, dos horas de camino, y ahora no tarda ni diez minutos”, subraya. “El consejero de Infraestructuras y el presidente del Cabildo han cumplido y estamos muy contentos”, insiste.

Etiquetas
stats