Las maletas de García Atadell y el marqués de la Eliseda en La Palma

En la imagen, una recreación de las maletas de García Atadell. Foto: LUZ RODRÍGUEZ.

La Sociedad La Investigadora de Santa Cruz de La Palma, conocida por El Casino, acoge hasta el 25 de junio la exposición ‘Las maletas de García Atadell y el marqués de la Eliseda en La Palma’ impulsada por los investigadores Jesús Manuel Lorenzo Arrocha y Manuel Garrido Abolafia, de la Sociedad de Estudios Generales. “Hace algunos años que teníamos pensado elaborar un trabajo sobre Atadell y el marqués de la Eliseda en La Palma aunque, por diversas razones, hasta ahora, no había sido posible realizarlo. El motivo, aparte de ser un tema ignorado por buena parte de la población de la Isla, y no digamos de Canarias y de la Península, era el contribuir a aclarar datos erróneamente narrados por otros autores, así como aportar nuevas referencias sobre los sucesos acaecidos”, explican. “Algunos investigadores sostienen erróneamente que el lugar de la detención de Atadell había sido Tenerife, Las Palmas, genéricamente en Canarias..., que fue ajusticiado por ahorcamiento… u otros datos equivocados. En cambio sobre Eliseda es muy poco lo publicado en relación a su estancia en la Isla, encontrándonos con un personaje desconocido y de atrayente personalidad”, dicen.

La historia de estos dos personajes, cuentan, “tan dispares en ideología y actuaciones, coincide sorpresivamente en un momento determinado en la Isla, aunque en años diferentes. A uno, Atadell, lo detienen en Santa Cruz de La Palma camino de Cuba. Al otro, años después, lo deportan a la Isla como consecuencia de sus ideas y actos contrarios al régimen franquista. El nexo de unión entre ambos, las vicisitudes por las que pasaron hasta que llegaron a La Palma y su estancia en ella, es el objeto de nuevas aportaciones, producto de la investigación de las que, a modo de ejemplo y por su importancia, citamos dos. La primera es la partida de nacimiento literal del chequista gallego, donde consta su verdadero nombre, fecha con la que fue inscrito y otros datos hasta ahora no citados. Otro dato importante es dar a conocer un documento de Transportes Militares de 25 de noviembre de 1936, en el que se recogen los nombres de todos los individuos que son transportados de La Palma a la isla de Tenerife, tanto los detenidos con Atadell como los guardias que los custodiaban, aclarando de una vez el galimatías de detenciones que se produjeron en Santa Cruz de La Palma a la llegada del Mexique”.

En la exposición se pueden contemplar paneles explicativos sobre las checas republicanas de Madrid durante la Guerra Civil Española, periódicos de ese momento o publicaciones originales sobre Atadell: ‘La Brigada del Amanecer’ de 1939; ‘García Atadell, hombre símbolo’ de 1938 y ‘De la cheka de Atadell a la prisión de Alacuas’ de 1939, entre otras. También se ha logrado reunir fotografías de los chequistas, postales del trasatlántico Mexique, así como del crucero argentino 25 de Mayo, o monedas y billetes de la época, entre otros objetos y documentos de interés. Sobre el marqués de la Eliseda, se muestran varios de sus libros y firmas, bien como Eliseda o como, posteriormente, Andes; fotografías del Gran Hotel Florida donde se alojó; del bar La Plata donde solía comer; periódicos de la época glosando su figura, etc. Con la muestra, y con el trabajo de investigación,” esperamos conseguir explicar un retazo, entre curioso y legendario, de nuestra historia insular”, aseguran Manuel Lorenzo y Manuel Garrido.

El chequista Agapito Atadell fue un siniestro personaje que perteneció primero al Partido Comunista y después al Partido Socialista. El aristócrata y monárquico Francisco Moreno, marqués de la Eliseda apoyó la reforma política de Adolfo Suárez.

Ciudad de Santa Cruz de La Palma, finales de 1943

Fiesta nocturna en uno de los salones recreativos de la capital de la isla de La Palma. A la misma asisten la flor y nata de sus habitantes, vistiendo engalanados trajes de noche y luciendo sus mejores alhajas. Las parejas y matrimonios más conocidos y pudientes reciben, haciendo de anfitriones en esta ocasión, a unos inesperados visitantes provenientes de la península: Los marqueses de la Eliseda. La marquesa, hija de los duques del Infantado, Grandes de España, doña María Teresa de Arteaga y Falguera, XII marquesa de la Eliseda, y don Francisco de Asís Moreno y de Herrera, marqués consorte y futuro conde de los Andes (1961-1978), Grande de España.

Transcurre la velada entre amenas conversaciones, en el ir y venir de camareros con bebidas y viandas, al mismo tiempo que el baile se va animando cuando, de forma repentina, la marquesa palidece y le viene un especie de vahído, hace una alto en su conversación y por un instante queda paralizada con su mirada fija en el cuello de una distinguida dama. ¿Cómo es posible que el pendentif (tipo de collar con colgante) de esmeraldas que luce sea idéntico al que, hace algún tiempo, le fue sustraído en los años de checas de Madrid al poco de iniciarse la guerra civil? ¿Cómo pudo llegar la valiosa y significativa joya hasta este lugar remoto de la geografía española y ostentarlo una señora isleña? Las respuestas a estas inquietantes preguntas, que dejaron sin reacción alguna, incrédula, y a punto de desvanecerse a la marquesa de la Eliseda, fueron consecuencia de varios acontecimientos iniciados a raíz del golpe de Estado promovido por el general Franco en el año 1936 y que se entremezclaron de una manera rocambolesca en la isla de La Palma.

Etiquetas
Publicado el
19 de junio de 2015 - 11:31 h

Descubre nuestras apps

stats