Los migrantes del campamento de Tenerife protestan para pedir libertad: ''Buscarse la vida no es un crimen''

Un grupo de migrantes en el campamento de Las Raíces, en Tenerife

Los migrantes acogidos en el campamento de Las Raíces, en Tenerife, han organizado este lunes una protesta frente a las puertas del recurso para exigir libertad. "No al racismo", "buscarse la vida no es un crimen" o "los inmigrantes no son criminales", han escrito en distintas pancartas. Según los datos de la Delegación del Gobierno, en este momento hay 560 personas en el recurso gestionado por Accem. Adib, un hombre marroquí que fue trasladado desde Gran Canaria a este macrocentro con capacidad para 2.000 personas, ha asegurado que la situación es "catastrófica". "Estamos helados, la comida es poca y dormimos muchas personas en una misma celda", afirmó haciendo referencia a las carpas.

La convivencia en un mismo espacio de más de 500 personas que no quieren quedarse en Canarias ha potenciado la crispación en Las Raíces. "Hay muchas peleas. No tenemos dinero, trabajo, no nos dejan irnos. Hay muchos nervios", contó a este periódico uno de los migrantes. Durante la noche de este domingo, cinco personas fueron detenidas tras un altercado. El incidente ocurrió por causas "que se desconocen", según informó la Delegación del Gobierno a Efe. Además, hay un herido leve, pero no se ha precisado si se trata de alguno de los participantes de la pelea. La semana pasada tuvo lugar otra pelea, que acabó con la detención de tres personas y dos vigilantes heridos.

Uno de los jóvenes que ha estado presente en esta manifestación cuenta que lo que quieren es intentar hacerse oír y que el Gobierno central atienda su petición de poder desplazarse a la Península. Cuenta que la situación es desesperante y que no saben cómo pueden lograr marcharse.

Algunos de los hombres alojados en el antiguo acuartelamiento militar cedido por el Ministerio de Defensa al Ministerio de Migraciones lamentan las malas miradas de algunos residentes canarios. "Nos dicen que nos vayamos a nuestro país. A veces preferimos no acercarnos mucho al pueblo", cuenta Adib. "Hay un poco de todo. No podemos decir que todos los españoles son racistas", matiza Baba, un joven mauritano que llegó en cayuco a El Hierro.

Una de las líneas de actuación del Ayuntamiento de La Laguna para evitar los brotes xenófobos entre la población tinerfeña ha sido la creación de un correo electrónico para que los vecinos consulten las dudas sobre el centro de Las Raíces. El objetivo es que "la ciudadanía conozca toda la información sobre este dispositivo de emergencia’’. También se prevé que miembros del gobierno municipal recorran los barrios con este propósito. La Plataforma Canarias Libre de CIE ha constituido además distintas comisiones para dar acompañamiento, asesoramiento jurídico y recursos a los migrantes del campamento.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats