Canarias pedirá que La Gomera, El Hierro y La Graciosa pasen el lunes a la fase 2

Un hombre pasea por La Graciosa, isla que no ha registrado ningún contagio de coronavirus

El Gobierno de Canarias pedirá al Ministerio de Sanidad que las tres islas que han ejercido de avanzadilla en el proceso de desescalada iniciado el pasado 4 de mayo, La Graciosa, La Gomera y El Hierro, transiten el próximo lunes a la segunda fase de este plan, una etapa que alivia aún más las medidas de confinamiento impuestas tras la declaración del estado de alarma el pasado 14 de marzo.

Así son las cuatro fases del plan nacional de desconfinamiento

El consejero interino de Sanidad, el socialista Julio Pérez, ha solicitado en la mañana de este miércoles a la Dirección General de Salud Pública que elabore la documentación necesaria para dar este nuevo paso en las islas menos pobladas del Archipiélago, que siguen libres de COVID-19. De momento, se desconoce la fecha de presentación de la solicitud.

Fuentes del Ejecutivo regional sostienen que La Graciosa, La Gomera y El Hierro cumplen los requisitos exigidos para pasar de fase. Estas islas, junto a la balear de Formentera, llevan una semana de adelanto con respecto al resto del Archipiélago. El 4 de mayo entraron en la primera etapa del plan elaborado por el Ministerio de Sanidad debido a que sus indicadores eran más favorables.

En La Graciosa, con algo más de 700 habitantes, no se ha registrado ningún caso de coronavirus desde el inicio de la pandemia. El Hierro, con una población de aproximadamente 11.000 habitantes, ha contabilizado tan solo tres positivos y todos han recibido ya el alta médica. En La Gomera, por su parte, se detectó el primer contagio de España, el de un ciudadano alemán que había viajado a la isla tras estar en contacto en su país con una persona que tenía la enfermedad. La isla colombina, con unas 22.000 personas empadronadas, ha sumado ocho casos desde el inicio de la emergencia sanitaria, aunque desde el 23 de abril todos están recuperados.

El plan de desescalada aprobado por el Gobierno español, denominado “de transición hacia una nueva normalidad”, exige a las comunidades autónomas que presenten una propuesta para que las unidades territoriales de referencia (las islas, en el caso de Canarias) puedan cambiar de fase. El marco temporal planteado para transitar a la siguiente etapa es de dos semanas, periodo que coincide con la media de incubación de la enfermedad. Además de analizar la evolución de los datos epidemiológicos durante la fase inmediatamente anterior, la propuesta debe contemplar un análisis de la estrategia del sistema sanitario para reducir el riesgo de transmisión de la enfermedad, un plan de reacción rápida ante la posibilidad de un rebrote y medidas para garantizar la seguridad y la protección de la población de esos territorios.

La fase 2 del proceso de desescalada permite la reapertura de los centros comerciales, aunque con un aforo limitado al 40% y la prohibición de permanecer en zonas comunes y recreativas. Los locales de restauración, que hasta ahora podían usar las terrazas con limitaciones y servir comida para llevar, podrán reanudar su actividad en los espacios interiores, aunque solo con servicio de mesa (no en barra) y con un límite de un tercio del aforo.

Durante esta etapa también se podrán reabrir los cines, teatros y museos, con la misma restricción de la afluencia de un 33% de la capacidad de los recintos y con butacas preasignadas, y celebrar espectáculos culturales para menos de 50 personas en espacios cerrados o de menos de 400 personas si los eventos se desarrollan al aire libre y todos los asistentes permanecen sentados.

En Educación, los centros podrán abrir para actividades de refuerzo. También, en etapa infantil (menores de seis años), para aquellos alumnos cuyos progenitores acrediten que deben trabajar de forma presencial. Las clases serán voluntarias para los estudiantes de 4º de ESO y de 2ª de Bachillerato, en este caso para prepararse para las pruebas de acceso a la universidad (EBAU).

Los hoteles podrán reabrir en esta etapa las zonas comunes, con una limitación de un tercio del aforo, y la afluencia en los lugares de culto se amplía hasta el 50% de su capacidad.

Etiquetas
Publicado el
13 de mayo de 2020 - 14:18 h

Descubre nuestras apps

stats