eldiario.es

9
Menú

El Cabildo grancanario localiza un cadáver de aguililla con heridas de perdigón

La Administración insular recuerda que esta acción, presumiblemente cometida por cazadores furtivos, contempla penas de cárcel

- PUBLICIDAD -
PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 06/06/2013.- Combo de fotografías facilitadas por el Cabildo de Fuerteventura del ejemplar de aguililla ("Buteo buteo"), que ha sido devuelto a la naturaleza hoy en Puerto del Rosario, después de que, en dos ocasiones, agentes de Medio Ambiente la hayan tenido que atender de diferentes heridas tras recibir el aviso de los vecinos. EFE/***SÓLO USO EDITORIAL***

Ejemplar de aguililla ("Buteo buteo"). Archivo.

El Cabildo de Gran Canaria ha localizado un cadáver de aguililla (Buteo buteo insularum) en Tejeda, a la vez que el Centro de Recuperación Fauna Silvestre recibió un ejemplar de Halcón Tagarote para tratar de salvar su vida, ambos con heridas de perdigones provocadas presumiblemente por cazadores furtivos, una acción "que incluso contempla penas de cárcel", según ha informado este miércoles el Cabildo.

La institución insular ha recordado que la caza es una actividad regulada y que herir o matar ejemplares de especies protegidas de fauna silvestre "está castigado con multa de ocho a veinticuatro meses, inhabilitación especial para ejercer la cacería de dos a cuatro años y pena de prisión de seis meses a dos años".

El ejemplar de aguililla fue localizado en un estanque situado en un lugar conocido como El Masapés, en Tejeda, desde donde los agentes de Medio Ambiente trasladaron al ave hasta el Centro de Recuperación de Fauna Silvestre del Cabildo de Gran Canaria.

Así, las radiografías detectaron la presencia de perdigones de escopeta en un ala y una pata del animal. Las heridas imposibilitaron que el ave emprendiera el vuelo tras caer al estanque, por lo que se estima que murió de hipotermia y ahogamiento a raíz de los disparos.

En cuanto al halcón tagorote (Falco pelegrinoides), un ciudadano lo llevó esta semana hasta este Centro insular situado en Tafira después de encontrarlo en La Atalaya de Santa Brígida. El animal, que tenía heridas en el ala izquierda causadas también por el impacto de perdigones, fue operado por el equipo de veterinarios del Cabildo y actualmente se encuentra en fase de recuperación.

Esta ave tiene un aspecto similar al halcón peregrino, aunque de menor tamaño y más ligero, que se encuentra incluida tanto en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como en el Catálogo Regional de Canarias, con la clasificación de especie en peligro de extinción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha