eldiario.es

Menú

Los afectados por VIH también protegen a sus parejas tomando la medicación

MADRID

Un estudio internacional dirigido por la Red de Ensayos de Vacunación contra el VIH (HPTN, en sus siglas en inglés) ha demostrado que las personas infectadas pueden reducir hasta en un 96 por ciento el riesgo de contagiar el virus a sus parejas gracias al uso de las terapias antirretrovirales.

- PUBLICIDAD -

CHICAGO (ESTADOS UNIDOS), 13 (Reuters/EP)

José Manuel González Páramo, Del Banco Central Europeo (BCE)

José Manuel González Páramo, Del Banco Central Europeo (BCE)

Un estudio internacional dirigido por la Red de Ensayos de Vacunación contra el VIH (HPTN, en sus siglas en inglés) ha demostrado que las personas infectadas pueden reducir hasta en un 96 por ciento el riesgo de contagiar el virus a sus parejas gracias al uso de las terapias antirretrovirales.

Así lo ha anunciado este jueves el Gobierno de Estados Unidos tras conocerse los primeros resultados de este estudio, conocido como 'HPTN 052', que también sugiere que el inicio precoz de estas terapias ofrece una mayor protección, tanto para los pacientes como a sus parejas.

"Los datos previos sobre el potencial de los antirretrovirales se basaban en estudios observacionales y epidemiológicos", ha revelado Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID, en sus siglas en inglés).

Sin embargo, este nuevo hallazgo muestra "de forma convincente" que estas terapias "pueden tener un gran impacto en la reducción de contagios por VIH".

El estudio estaba diseñado inicialmente para analizar en qué momento se debe iniciar el tratamiento antirretroviral una vez diagnosticada el VIH, con el objetivo de mejorar la supervivencia de estos pacientes y ofrecer una mayor protección a las parejas que no están infectadas.

Para ello, en abril de 2005 se inició el estudio con un total de 1.763 parejas serodiscordantes (aquellas en las que sólo uno de los miembros está infectado) de África, Asia y América.

Todas los pacientes tenían los niveles de células CD4 entre 350 y 550 unidades por milímetros cúbicos por lo que, en principio, todavía no era necesario iniciar el tratamiento.

Sin embargo, en este estudio se crearon dos grupos al azar y, en uno de ellos, las personas infectadas iniciaron una terapia antirretroviral tras el diagnóstico, mientras que en el otro grupo los afectados no comenzaron a tratarse hasta que sus células CD4 estaban por debajo de las 250 unidades o se desarrolló el sida.

A lo largo del estudio, ambos grupos recibieron información sobre la importancia de las prácticas de sexo seguro, el uso del preservativo o el riesgo de enfermedades infecciosas de transmisión sexual.

Entre las 877 parejas que comenzaron el tratamiento de forma más tardía, se detectaron 27 contagios a sus parejas, frente a una única infección en el grupo de pacientes tratados precozmente. En los 28 casos se realizó un análisis genético posterior que confirmó que habían sido infectados por sus parejas.

Asimismo, también hubo 23 muertes durante el estudio, trece en el grupo tardío y diez en el grupo tratado precozmente.

Los investigadores han comenzado a administrar la terapia antirretroviral a estos nuevos infectados y, según aseguran, continuarán con el estudio al menos durante un año más.

No obstante, añaden, la relevancia de este hallazgo ha propiciado que se adelante la comunicación de los resultados, que en principio se iban a presentar en 2015.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha