La portada de mañana
Acceder
El Gobierno quiere que las empresas garanticen la salud mental de sus trabajadores
España duplica la ejecución de los fondos europeos hasta alcanzar el 43,1%
Opinión - Las mentiras que nos tragamos, por Neus Tomàs

AUGC matiza que la Guardia Civil sigue encargándose de la "seguridad exterior" de las cárceles y los funcionarios del "control de acceso"

Imagen de archivo de un vehículo de la Guardia Civil

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) matiza que la Guardia Civil sigue encargándose de la "seguridad exterior" de los centros penitenciarios y que el cambio que se ha producido es que los funcionarios ahora se encargarán del "control de acceso", una labor que aseguran que venía asumiendo este cuerpo sin ser su competencia.

Los funcionarios de Salto del Negro asumen funciones que cumplía la Guardia Civil con tan “solo un bolígrafo para defendernos”

Los funcionarios de Salto del Negro asumen funciones que cumplía la Guardia Civil con tan “solo un bolígrafo para defendernos”

El colectivo hace esta aclaración después de las quejas de funcionarios de prisiones, que como los de la cárcel de Salto del Negro han denunciado que desde el 1 de noviembre realizan el control en la barrera de entrada sin medios y que se sienten indefensos por ello.

"La Guardia Civil sigue encargándose de la vigilancia y seguridad exterior en los 59 centros penitenciarios que son de su competencia, como ha venido haciendo hasta ahora. Lo que sí ha cambiado recientemente es que Instituciones Penitenciarias se ha hecho cargo de un cometido que es de su competencia exclusiva y que, debido a la habitual descoordinación del Ministerio del Interior y la desidia de la Dirección General de la Guardia Civil, venía desempeñando este Cuerpo en algunos establecimientos penitenciarios desde hace años", subraya AUGC.

La asociación subraya que estos funcionarios ahora realizan la función de ‘control de accesos’, que conlleva la identificación de las personas y control de los vehículos que acceden a los centros penitenciarios, así como la apertura y cierre las barreras o puertas de entrada.

"De hecho, la propia Secretaría General de Instituciones Penitenciarias ha reconocido recientemente mediante un escrito dirigido a la Dirección General de la Guardia Civil que “la identificación de personas y/o vehículos que acceden a través de las Unidades de Acceso, así como a la apertura y cierre de la barrera o puerta de acceso a los establecimientos penitenciarios es competencia exclusiva de los funcionarios de Instituciones Penitenciarias”, destaca AUGC.

La Guardia Civil, insiste el colectivo, "sigue asumiendo plenamente la seguridad exterior de las prisiones, incluida la protección de los funcionarios que desempeñan ese cometido de control de accesos". No obstante, AUGC se solidariza con las reclamaciones de los sindicatos de Instituciones Penitenciarias por la escasez de personal, la falta de medios, las injustas retribuciones, así como las numerosas y graves agresiones que padecen, pero afirma que "no debe callar cuando se desinforma a la ciudadanía respecto a una función tan relevante como es la seguridad de los centros penitenciarios".

La asociación cree que debe tenerse en cuenta que "el motivo para que, tras tanto tiempo asumiendo una competencia que no le correspondía, la Guardia Civil haya rectificado no es otro que el gravísimo déficit de recursos humanos que viene sufriendo desde hace años, afectando a todas las especialidades y unidades, incluidas las que se encargan de la seguridad penitenciaria".

Otra anomalía que señalan que está afectando gravemente a los servicios que prestan estas unidades es la" incorrecta distribución de competencias que la Secretaría de Estado de Seguridad estableció en 2009, cuando aprobó un protocolo asignando a la Guardia Civil la custodia de los internos de centros penitenciarios en las urgencias y consultas médicas de hospitales cuando la competencia territorial es de la Policía Nacional".

AUGC insiste en que lleva mucho tiempo reclamando al Ministerio del Interior que modifique dicho protocolo para ajustarse a lo que establece la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y otra normativa reguladora. La competencia para la conducción interurbana de presos corresponde a la Guardia Civil, pero no así la custodia de los mismos en demarcaciones de Policía Nacional, donde este cuerpo debería hacerse cargo de la misma, al disponer de medios, personal y, lo que es más obvio, garantías de poder reforzar y garantizar el orden público, al estar esos hospitales en su demarcación habitual de trabajo.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats